; ADELGAZA CON EL TRUCO DEL TÉ VERDE - Remedios para el Alma

Alimentos

ADELGAZA CON EL TRUCO DEL TÉ VERDE

By  | 

Para adelgazar ya sabemos que es necesario cuidar nuestra alimentación y hacer ejercicio. Además hay que intentar que nuestra ingesta total de calorías sea menor de la habitual e, idealmente, entre las 1500 y las 2000 calorías (en función de nuestra edad y estatura). Pero también es posible perder peso si utilizamos algunos trucos en nuestro día a día, fáciles de incluir y que nos ayudarán a sentirnos más sanos y más delgados. Sigue nuestro consejo de hoy y adelgaza con el truco del té verde.

El té verde para adelgazar se incluye en muchas dietas porque es muy eficaz, sobre todo si está concentrado en extractos. Es un suplemento dietético de uso muy común tanto en Europa como en Estados Unidos.

El té verde tiene dos principios activos muy asociados con pérdida de peso: Las catequinas y la teína. Las catequinas son polifenoles con propiedades antioxidantes y propiedades anti-inflamatorias. Y la teína es un estimulante que incrementa el estado de alerta, y, al igual que la cafeína, activa el metabolismo.

La catequina más importante del té verde se llama Epigallocatechin galato, o EGCG. Esta catequina, además de aumentar la termogénesis puede alterar el metabolismo (lo activa) de los lípidos, ayudando a perder peso.

El té verde también colabora en la reducción del la grasa de tres maneras:

  • Produce lo que se llama lipogénesis adipocito (la disminución en la absorción de grasa) lo cual mejora, a su vez, los niveles de colesterol.
  • Aumento de la oxidación de grasa mediante el aumento de la termogénesis.
  • Además el té verde actúa como adelgazante porque tiene catequinas con lo que produce una mejor metabolización de las grasas y una mejor eliminación de las mismas. Aumenta el gasto de energía de 24 horas pues acelera el metabolismo. Aumenta la producción de la hormona norepinefrina, clave en la quema de grasa.

Además tiene muchos beneficios para la salud:

  • Es bueno para tu corazón: Si bebes un par de tazas de té verde al día, éste puede ayudarte a controlar los niveles de colesterol “malo”. De nuevo sus catequinas entran en acción: combaten los radicales libres que pueden producir aterosclerosis (estrechamiento de las arterias).
  • Ayuda a prevenir el cáncer: La catequina EGCG combate a  los radicales libres que alteran nuestro ADN y puede ayudar a inhibir el crecimiento del cáncer.
  • Mejora nuestro estado de ánimo: El té verde también presenta algunos aminoácidos (como la L-teanina), clorofila y vitaminas A, C y E. Los aminoácidos, combinados con la teína, permiten tener un estado despierto pero tranquilo a la vez. Notarás cómo estás más relajada sin perder tu capacidad de atención.
  • Finalmente el té verde para adelgazar también funciona muy bien puesto que es diurético, ayuda en la eliminación de líquidos.

Por todas estas razones suele incluirse en los suplementos alimenticios que se usan para bajar de peso y en las dietas depurativas.

Puedes agregar el té verde como bebida habitual, junto con el agua, en tus comidas y entre comidas. Recuerda que cuanta más agua y más té verde más limpiarás de toxinas el organismo y más grasa eliminarás.

Preparar un té verde, al igual que las otras variedades de té, tiene su forma especial. Si bien todo el mundo aconseja que para sacar lo mejor de su sabor no hay que usar agua muy caliente ni dejarlo mucho tiempo en reposo, para obtener sus más destacadas propiedades hace falta que tenga un mayor contacto con el agua.

En función de las propiedades del té que quieras potenciar puedes prepararlo de una manera o de otra.

Por ejemplo, si lo que requieres es obtener las mejores propiedades para la salud del té, lo indicado es hacer una infusión de duración larga, superior a los cinco minutos, ya que de esa manera es como las catequinas sueltan sus cualidades. También debes tratar de usar un agua no muy pesada. Incluso lo mejor sería que optes por emplear agua mineral.

Por contrario, si lo que requieres es preparar un buen té verde pero para disfrutar lo mejor de sus aromas y sabores, la infusión debe hacerse con agua sin hervir (70-80 grados centígrados serán perfectos) y no debe tener más de dos o tres minutos de reposo, como máximo.

Lo mejor que puedes hacer es servirla siempre en la misma tetera, precalentada con un poco de agua hirviendo que luego tiras antes de colocar el té. Recuerda servir con colador y optar por convidar a tus invitados con miel, azúcar, leche o limón si lo requieren, aunque es mejor beberlo “al natural”. Obviamente, siempre preparado a partir de un buen té verde en hebras.

1 Comment

  1. Olivia Silva

    Olivia Silva

    11/01/2016 at 00:39

    Mira Veronica Maldonado

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *