; CABELLO ENCRESPADO - Remedios para el Alma

Belleza natural

CABELLO ENCRESPADO

By  | 

Si eres de las que no le has dedicado mucho tiempo a tu pelo o te gusta “maltratarlo” con tintes, planchas y demás parafernalia, seguro que has visto como tu pelo se iba volviendo reseco y encrespado. ¿Piensas que tu única salida es la tijera? ¡No! Aquí te traemos un montón de trucos caseros para recuperar tu cabello encrespado y volver a lucir una cabello sano y bonito.

El cabello encrespado es sinónimo de resequedad, es decir, de un déficit en humedad y aceites naturales. La capa exterior de la cutícula se vuelve “áspera”, haciendo el cabello más poroso, lo que permite que las moléculas de humedad del aire se vayan “pegando” e “hinchando”. Por ello es que las personas que viven en lugares con clima húmedo (o en verano) tienen más posibilidades de sufrir este problema.

Pero más allá de eso, es bueno saber que existen maneras de erradicar este problema, ya que no se le puede “echar la culpa” solamente al clima o a la lluvia. Es preciso mantener la salud capilar en todo momento. Los remedios caseros son una excelente opción ya que no crean dependencia, no se usan químicos, son más económicos y tienen resultados a más largo plazo (aunque a veces pueden llegar a tarde en surtir efecto en comparación con los productos que se compran en las tiendas).

Remedios caseros para recuperar el cabello encrespado:

  • Vinagre de manzana: Y es que ya sabes que el vinagre sirve para un montón de cosas. Con relación al pelo sirve para suavizar y aplanar las cutículas del cabello. Simplemente tienes que aplicar sobre el cabello recién lavado y peinar con un cepillo de dientes anchos. Después usa el acondicionador habitual. Cuanto te enjuagues, utiliza el agua lo más fría que toleres, para poder cerrar las cutículas y hacer que el pelo luzca más suave y brillante.
  • Aceite de oliva y huevo: Mezcla en un recipiente ¼ taza de aceite de oliva con un huevo completo. Aplica en el cabello, deja actuar por 30 minutos y lava con champú humectante. Luego usa el acondicionador habitual. El aceite de oliva es un excelente emoliente, ayudando a preservar la humedad y el huevo cuenta con un aminoácido natural (llamado L-cisteína) que ayuda a las células a construir y reparar tejidos.
  • Miel: ¿Hay algo para lo que la miel no sea buena? En este caso utilizarás este enjuague para hacer después del champú. Sólo tienes que mezclar una cucharada de miel pura de abeja en un litro de agua. Vierte en el cabello ya lavado, cuando todavía se encuentra húmedo. Utiliza el acondicionador habitual. La miel es un humectante natural por excelencia, atrayendo y reteniendo las moléculas de agua que hidratan el pelo.
  • Manzanilla: Coloca en dos tazas de agua hirviendo una cucharada de flores de manzanilla y deja reposar durante una hora. Añade ¼ cucharada de vinagre de manzana. Lava el cabello con shampú y luego aplica la infusión (que ya debe estar fría o tibia). Acondiciona como de costumbre.
  • Mayonesa y huevo: Esta mascarilla capilar se usa una vez a la semana y ayuda a eliminar la sequedad y nutre el cabello y el cuero cabelludo. Además, le aportarán proteínas para que se vea más saludable. Para realizarla, mezcla ¼ taza de mayonesa con un huevo. Aplica sobre el cabello, deja actuar media hora cubriendo con una toalla. Quita con champú y agua caliente, luego usa acondicionador y termina con agua fría.
  • Aguacate y plátano: Machaca un plátano y la pulpa de un aguacate o palta. Mezcla bien y aplica en el cabello. El plátano ofrece una gran cantidad de antioxidantes y minerales que ayudan a tener un cabello más sano. El aguacate contiene muchos ácidos grasos para nutrirlo.
  • Aloe vera y coco: limpia dos hojas de aloe vera y ábrelas para extraer su pulpa. Coloca en un recipiente. Mezcla con tres cucharadas de aceite de coco (puedes usar aceite de oliva también). Aplica sobre el cabello y deja que actúe durante 30 minutos, poniendo una gorra de baño o plástica. Lava con abundante agua y luego usa los productos habituales. Ambos ingredientes sirven para hidratar tu pelo, aportando además suavidad y brillo.
  • Plátano, aceite y miel: Moja tu pelo con agua tibia y deja envuelto en una toalla. Aplasta dos plátanos maduros y añade una cucharada de miel y 5 gotas de aceite de almendras o de oliva. Cuando tengas una preparación homogénea, aplica sobre el cabello, cubre con una gorra de baño y deja actuar 30 minutos. Enjuaga bien el cabello y lava como de costumbre.

2 Comments

  1. Hilda Angelica Diaz

    Hilda Angelica Diaz

    24/02/2016 at 12:55

    Gracias! Namaste

  2. Benny Frias

    Benny Frias

    11/12/2016 at 18:32

    Agustina Jimenez…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *