; POTENCIA TU VIDA PARA UNA BUENA SALUD CARDIOVASCULAR - Remedios para el Alma

Conciencia Corporal

POTENCIA TU VIDA PARA UNA BUENA SALUD CARDIOVASCULAR

By  | 

Empieza hoy mismo a potenciar tu vida. Disfrutar de una mejor salud cardiovascular es abrazarse con fuerza a ese día a día donde gozar de un adecuado bienestar interno y externo.

El estilo de vida que muchos mantenemos a día de hoy nos obliga muchas veces a llevar a cabo pequeñas pautas que dañan nuestro corazón.

El sedentarismo continuado, la imposibilidad de gestionar de forma adecuada nuestros focos de estrés o mantener unos hábitos alimentarios poco sanos harán que, casi sin darnos cuenta, nuestro órgano más importante se resienta.

El mejor momento para cuidar de nuestra salud cardiovascular siempre es ahora, tengamos 10 o 60 años. No hay que esperar a que nuestro médico nos indique que tenemos colesterol elevado para llevar a cabo pequeños cambios.

Invertir en el presente es ganar en el futuro. Te proponemos que desde hoy mismo pongas en prácticas estas sencillas estrategias con las cuales cuidar mejor de tu salud cardiovascular.

Tu corazón, un tema serio

Somos conscientes de que, en la actualidad, la enfermedad que más tememos y que mayor impacto suele causar es el cáncer.

Ahora bien, no se nos puede olvidar que la principal causa de mortalidad siguen siendo las enfermedades cardiovasculares.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) las 10 enfermedades que mayor número de fallecimientos causan cada año son las siguientes:

Cardiopatía isquémica

Afección cerebrovascular

Infecciones de las vías respiratorias inferiores

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

Enfermedades diarreicas

VIH/SIDA

Cánceres de tráquea, bronquios o pulmón

Tuberculosis

Diabetes mellitus

Traumatismos por accidentes de tráfico

Cardiopatía hipertensiva

Prematuridad y peso bajo al nacer

Tal y como podemos deducir de estos datos, las cardiopatías son, sin duda, el principal reto al que deben hacer frente las instituciones sanitarias.

Algo que deberíamos tener muy presente es que un buen porcentaje de esas pérdidas humanas podrían evitarse. Esto solo sería posible si cuidáramos de nuestros hábitos de vida.

Practicar ejercicio, seguir una alimentación adecuada, no fumar o incluso tener en cuenta nuestros antecedentes genéticos podría ayudarnos a tener no solo una esperanza de vida mayor, sino una mejor calidad de vida.

1 Comment

  1. Teresa

    10/12/2016 at 05:37

    Muy buenas recomendaciones

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *