Nombre común o vulgar: castellano, ajete, ajo, ajo andaluz, ajo blanco, ajo castañuelo, ajo castellano, ajo común y hortense que se come, ajo cultivado, ajo doméstico, ajo morado, ajo sanjuanero, ajo silvestre, ajos porros
Nombre científico o latino: Allium sativum
Familia: Liliáceas.
Origen: centro de Asia, de donde pasó a Egipto, Grecia, Roma y al resto de Europa. Los españoles lo llevaron a las Américas.
Hay muchas variedades de ajo, siendo el más común el ajo blanco. Existe rosa o morado, gigante y miniatura. El ajo es uno de los ingredientes fundamentales de la cocina mediterránea.

Descripción:
Raíz bulbosa que se denomina “cabeza” en la que se encuentran 10- 12 “dientes”.
Alcanza entre 30 y 40 cm de altura.
Las hojas del ajo son macizas, a diferencia de las de la cebolla que son huecas.
Hoja radicales, largas, alternas, comprimidas y sin nervios aparentes.
El ajo no suele florecer pero a veces, cuando se forma la flor, se encuentran en ella bulbillos, que reproducen la planta como si fueran dientes.
Flores blancas y rosadas, cerradas antes de la floración en unas cápsulas membranosas con una punta alargada que se abre longitudinalmente en el momento de la floración y permanece marchita debajo de las flores. Se agrupan en umbelas.
Cada flor presenta 6 pétalos blancos, 6 estambres y un pistilo.
Raíz bulbosa, compuesta de 6 a 12 bulbillos (“dientes de ajo”), reunidos en su base por medio de una película delgada, formando lo que se conoce como “cabeza de ajos”.
Cada bulbillo se encuentra envuelto por una túnica blanca, a veces algo rojiza, membranosa, transparente y muy delgada, semejante a las que cubren todo el bulbo.

Caracteristicas del Ajo

Conocido por su fuerte olor y sabor, el ajo es una medicina herbácea ideal. Resulta completamente seguro para utilizar en casa y constituye un tratamiento muy potente para multitud de problemas de salud. Combate muchas infecciones, entre ellas las de naríz, garganta y pecho. También reduce el colesterol, alivia los desórdenes de circulación tales como la tensión alta y reduce el nivel de azúcar en la sangre, lo cual lo hace muy útil en la dieta para diabetes tardía.

Tambien te interesa:  ÁCORO VERDADERO
El cultivo del ajo está muy difundido con fines comerciales para su uso culinario.

HÁBITAT Y CULTIVO

Originario de Asia Central, el ajo se cultiva actualmente en todo el mundo. Crece a partir de la división del bulbo y se recolecta al final del verano siguiente.

ESPECIES RELACIONADAS

La cebolla y el ajo de oso (A. Cepa y A. Ursinum) son importantes hierbas medicinales.

COMPONENTES PRINCIPALES

  • Aceite volátil (aliína, aliinasa, aliicina)
  • Escoridinas
  • Selenio
  • Vitaminas A, B, C y E.

EFECTOS PRINCIPALES DEL AJO

  • Antibiótico
  • Expectorante
  • Sudorífico
  • Baja la tensión
  • Anticoagulante
  • Antidiabético
  • Vermífugo

INVESTIGACIÓN

  • Antibiótico: El ajo ha sido estudiado en Alemania, Japón y Estados Unidos desde la década de 1980, pero los expertos aún no están de acuerdo en la forma en que se consigue su extraordinario efecto antibiótico. Aliicina y otros componentes del aceite volátil son altamente antisépticos y antibióticos, lo cual explica porque el ajo resulta eficaz incluso en infecciones graves.
  • Tensión sanguínea: Las investigaciones clínicas realizadas a partir de la época de 1980 han confirmado que el ajo reduce el nivel de lípidos (grasas) en la sangre y baja la tensión.

USOS TRADICIONALES Y ACTUALES

Remedio tradicional: el ajo ha sido apreciado siempre por sus propiedades sanativas; antes del desarrollo de los antibióticos servía de tratamiento para todo tipo de infecciones, desde la tuberculosis hasta el tifus. También se empleó durante la primera guera mundial para sanar las heridas.

Tambien te interesa:  ÁCORO VERDADERO


Infecciones bronquiales: el ajo es un remedio excelente para todo tipo de infecciones pectorales. Es bueno para el resfriado, la gripe, y las infecciones del oído y ayuda a reducir el catarro.

 

Aparato digestivo: las infecciones digestivas responden bien al ajo. Esta hierba también puede liberar al cuerpo de parásitos intestinales.

Circulación: el ajo evita ataques y problemas de la circulación al mantener la sangre fluida, no densa. Reduce los niveles de colesterol y la tensión sanguínea.

Otros usos: el ajo se emplea en las infecciones y puede tomarse al mismo tiempo que los antibióticos convencionales para apoyar su acción y proteger de efectos secundarios. Además el ajo disminuye los niveles de azúcar en sangre y puede mitigar la diabetes tardía.

PARTES UTILIZADAS DEL AJO

El ajo entero, cortado o machacado, ha sido empleado como medicina y alimento durante miles de años.

PRINCIPALES PREPARADOS Y SUS APLICACIONES

Advertencia: consultar a un especialista antes de dar ajo como medicamento a niños menores de 12 años.

Jarabe de ajo, ingredientes y como prepararlo.

  • Ajo
  • Miel
  • Aceite de oliva

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la alicina pierde sus propiedades muy fácilmente. Por ello, es muy importante que el ajo se consuma fresco, y no tenga muchos días de conserva.

Moler o picar un ajo previamente cocido, para luego mezclarlo con una pequeña porción de tres cucharadas de miel y aceite de oliva en una misma medida. Éste último ingrediente no es sumamente necesario, ya que la presencia de la miel funciona como capa protectora sobre la garganta, mientras que el ajo actúa como antibiótico.

Tambien te interesa:  ÁCORO VERDADERO

Una importante recomendación a tener en cuenta es no cocinar el ajo por encima de los 60 grados. Ésta cocción solamente logra eliminar las propiedades esenciales del alimento, y puede producir un efecto oxidante dañino para las células intestinales.

  • Para la tos, tomar una cucharadita cada tres horas.

DIENTES CORTADOS.

Pueden utilizarse regularmente al cocinar para ayudar a reducir los niveles de colesterol y reforzar el sistema inmunológico.

PERLAS

Contiene aceite de ajo, se toma para aumentar la resistencia a las infecciones.

CARACTERIZACIÓN FARMACOGNÓSTICA

En el bulbo del ajo encontramos fructanas, saponósidos y mayoritariamente compuestos azufrados. El componente principal del ajo fresco es la aliína. Cuando se corta o separa esta aliína se transforma en aliicina la cual se oxida al aire en disulfuro de dialilo que es el constituyente mayoritario de la “esencia” de ajo.

Productos de la condensación de la aliicina son los llamados ajoenos.

El bulbo tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas. En experimentación animal ha demostrado que produce un descenso de los niveles de triglicéridos y colesterol (conejo y rata) y que ejerce efectos antihipertensivos (rata). Propiedades antiagregantes plaquetarias in vitroatribuibles a los ajoenos.

Se emplean tradicionalmente en el tratamiento de trastorno circulatorios menores.

Como complemento de medidas dietéticas en hiperlipidemia así como para la profilaxis de modificaciones vasculares inducidas por la edad.

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA

Allium sativum L. Familia botánica: Alliaceae Zona: Asia Suroccidental

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here