Os traigo un tutorial para hacer velas caseras utilizando el aceite que ya no nos sirve. Reciclando el aceite obtenemos multitud de cosas que contribuyen a mejorar el medio el ambiente, en este caso vamos hacer velas caseras.

Con el aceite que normalmente usas para cocinar o freír puedes re-aprovecharlo para elaborar estas velas y conseguir dar un toque íntimo y acogedor a cualquier estancia de tu hogar sin pagar de más. Para ello, tendrás que tener aceite usado que nos permitirá reutilizarlo y darle un nuevo uso, en este caso, crear unas velas caseras que aromatizaremos con aceites esenciales para potenciar un aroma delicioso.

Necesitarás:

4 vasos de cristal pequeños (como tarros de yogur, por ejemplo)
400 gramos de aceite reciclado
85 gramos de cera de soja de baja fusión
5 mm de hilo de algodón (para hacer la mecha de la vela)
15 gotas de aceite esencial (¡el que más te guste!)

Pasos a seguir:

Paso 1- Para poder hacer velas caseras con aceite reciclado tenemos que contar con un aceite que haya reposado unas cuantas horas, es decir, no podremos usar de inmediato ese con el que acabamos de cocinar porque estará repleto de residuos que pueden dificultar nuestra manualidad. Por tanto, tendremos que dejar que el aceite repose durante unas 5 o 6 horas para que los elementos sobrantes hagan poso en la parte inferior.

Tambien te interesa:  Numerología: lo que esconden los números de tu casa

Cuando haya pasado este tiempo y los residuos estén abajo, tendremos que colar el aceite para eliminar los restos de suciedad. No queremos trozos de comida o grasa, solo queremos re-aprovechar el aceite de las comidas.

Paso 2- A continuación prepararemos la mecha de la vela casera. Para hacerlo tan solo tendremos que coger el hilo y cortarlo a una medida óptima teniendo en cuenta que tiene que sobresalir ligeramente del vaso que hayamos escogido para hacer la vela.

El siguiente paso será fundir la cera de soja; lo podemos hacer en el microondas o al baño maría, como prefiramos. En cuanto esté en estado líquido será cuando meteremos el hilo solo para mojarlo y conseguir, así, que quede recubierto de cera. Este paso es esencial para que después pueda prender correctamente, tienes que mojarlo como si fuera un churro mojado en chocolate.

Paso 3- Acto seguido tendremos que echar la cera (aún líquida) en el aceite. Verás que, al entrar en contacto ambos ingredientes, la cera se solidifica de forma muy rápida, por este motivo, tendremos que calentar de nuevo en el microondas o al baño maría para que tengan la misma temperatura.

Tambien te interesa:  Significado de los colores de las velas.

En cuanto esté listo, tendrás que mezclar los ingredientes y, entonces, verter la mezcla en los vasos de cristal que servirán de portavelas. Añade ahora, también, el aceite esencial que más nos guste para que, así, cuando encendamos la mecha, el aroma impregne nuestro hogar.

Paso 4- Ahora tendremos que dejar que la mezcle se enfríe ligeramente y, cuando empiece a solidificarse, meteremos la mecha en el interior para que pueda quedar correctamente fijada. En el caso de que esté demasiado sólida y no puedas meter la mecha, te recomendamos que te ayudes con un alambre para poder hacer el hueco necesario e introducir la mecha.

Ve con cuidado de que la mecha no se caiga y se pegue al resto de la mezcla porque, entonces, te quedarás sin vela. Si ves que no logra estar recta puedes ayudar a sujetarla erguida colocando dos objetos que la presionen y la mantengan recta.

Paso 5- Ahora, tendremos que dejar reposar durante un par de horas hasta que las velas caseras con aceite estén completamente solidificadas. Entonces, podrás cortar la mecha que te sobre y ¡listo! Ahora solo tienes que prender la mecha y disfrutar del aroma que hayas escogido.

Tambien te interesa:  Símbolo de las flores para un buen feng shui

Paso 6- Si quieres darle un toque más decorativo a tu vela casera, te recomendamos que decores los vasos de cristal y les des un toque personal y único. Por ejemplo, puedes pintar el vaso con los colores que más te gusten para que no sea un vaso típico de cristal. También puedes forrarlo con cuerda de esparto dando vueltas desde la base del vaso para, así, conseguir un objeto decorativo y muy vintage.

Otra buena idea es pegarles elementos decorativos como, por ejemplo, conchas de pechinas que le darán un toque marinero y estéticamente muy bonito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here