MAGNESIO
MAGNESIO

La deficiencia de un mineral tan importante como el magnesio puede ser muy difícil de diagnosticar, puesto que no se suele ver en un análisis de sangre normal.

Esto pasa porque solo el 1% del magnesio de nuestro cuerpo se almacena en la sangre.

Deficiencia de magnesio

Es común que algunos médicos pasen por alto esta deficiencia, por eso si no quieres sufrir ningún problema con este mineral, se recomienda una dosis diaria de entre 500 y 1000 mg.

Por suerte, hoy te queremos ayudar en este sentido enseñándote cuáles son los síntomas de una deficiencia de magnesio y qué alimentos deberías comer para poder recuperar los niveles adecuados.

¿Cómo podemos saber si tenemos deficiencia de magnesio?

A pesar de que la mayoría de síntomas pueden confundirse como malestares comunes de forma aislada, si los conocemos y los relacionamos, podemos llegar a la conclusión de que existe un problema con los niveles.

Se trata de un mineral imprescindible para nuestro organismo, por lo que unos niveles bajos pueden provocar otras condiciones perjudiciales.

Los Síntomas de una deficiencia de este mineral

– Insomnio o problemas de sueño.

– Ansiedad o angustia.

– Cambios repentinos de humor.

– Depresión.

– Osteoporosis.

– Contracciones faciales y espasmos musculares.

– Coágulos sanguíneos.

– Migraña.

– Calambres en las piernas.

– Niveles inestables de glucosa en sangre.

Si identificas estos síntomas, deberías acudir al médico para que te confirmara este diagnóstico.

Estas señales también pueden ser indicativas de otras enfermedades, como el Parkinson, el Alzheimer o la diabetes de tipo 2.

¿Qué alimentos pueden ayudarnos a combatir este problema?

Antes de optar por el consumo de suplementos, podemos hacer algunos cambios en nuestra dieta añadiendo alimentos ricos en magnesio como los siguientes:

– Cacao.

– Semillas.

– Frutas secas.

– Cereales integrales.

– Legumbres, sobre todo garbanzos y judías.

– Germen de trigo y levadura de cerveza.

– Verduras de hojas, como la espinaca, la remolacha y los cardos.

– Albaricoque y dátiles frescos.

– Agua mineral o aguas con magnesio.

¿Qué pasa en tu cuerpo si te falta este mineral?

Como se trata de un mineral que interviene en procesos tan importantes como la transmisión del impulso nervioso y la contracción muscular, un déficit de magnesio nos puede provocar espasmos musculares, calambres y temblores.

Además, también podemos experimentar abruptos cambios en nuestro estado de ánimo, vómito, náuseas y falta de apetito.

El magnesio interviene en la acción de varios órganos y de muchísimas células.

Si empiezas a experimentar problemas como fatiga, debilidad o insomnio, puede ser que padezcas una deficiencia de magnesio. ¡Compruébalo!

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.
Tambien te interesa:  PIERNAS Y CEREBRO

31 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here