CALLOS
CALLOS

Los callos desaparecerán gracias a colocar un trozo de cinta adhesiva en ellos.

Los callos son un tipo de capa enlipidodas de la piel que se encuentran regularmente en las manos y los pies.

Estos, a menudo pueden ser antiestéticos y muy molestos con cada paso al caminar. En general, no son motivo de alarma, pero sí no los tratas, esto podría traer condiciones más graves, como infecciones debidas a ulceraciones.

Por suerte, estos son fáciles de tratar, y se puede tomar una serie de medidas preventivas para que pueda caminar sin ningún tipo de molestia.

Los callos en los pies son capas gruesas y endurecidas de la piel que resultan de la fricción y la presión excesiva. Las células muertas de la piel se acumulan y endurecen en las áreas que experimentan más fricción.

La bola del pie, el talón y el dedo gordo del pie, es la zona más vulnerable o propensa para los callos. Estos pueden ser causados por el uso de zapatos muy pequeños o de talla equivocada, obesidad, alteraciones en los patrones de caminar y tener los pies planos.

Tambien te interesa:  CALAMBRES EN LAS PIERNAS

Cinta adhesiva

El utilizar la cinta adhesiva sobre la zona afectada puede ayudar a aliviar la fricción al caminar y por lo tanto ayudar a disminuir la formación. Es recomendable primero limpiarse los pies adecuadamente antes de colocarse la cinta adhesiva.

Alternativas de la cinta aislante

Las plantillas pueden ayudar a las personas que tienen el puente (arco) de los pies mas vencidos, ya que la flexibilidad del puente te haría ser mas propensa a los callos. Otros tratamientos incluyen remojar los pies en agua para ablandar los callos lo que te permitiría removerlos más fáciles.

También pueden intentar usar una piedra pómez para capas finas de piel engrosada mientras se baña. Hidratar los pies a diario para mantenerlos suaves y siempre llevar calzados limpio y cómodo.

Normas

Si vas a tratar de remover los callos, evita el uso de objetos afilados como cuchillos o una hoja de afeitar, ya que estas pueden causarte una infección. En algunos casos, los callos pueden ser un signo de enfermedad subyacente.

Tambien te interesa:  ACEITE DE RICINO

La diabetes, por ejemplo, provoca mala circulaciones en los pies, por lo tanto, las personas que sufren de esta enfermedad son propensas a los callos con mayor facilidad. Si los callos son un problema incómodo y doloroso para usted, consulte a su médico para determinar el tratamiento que más le convenga a usted.

Prevención de los callos

Para evitar los callos, lo más recomendable es que siempre utilices calcetines limpios, la talla correcta de zapatos que no constriñen los pies y las mujeres deben de evitar el uso de tacones altos que no sean cómodos.

El uso de calcetas limpias protectores como vendajes sobre la zona afectadas podría ayudar a reducir la humedad en el zapato lo que disminuye la cantidad de fricción que se pueda encontrar al caminar.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here