Causas, síntomas y posibles soluciones para un ataque de nervios.

Una crisis nerviosa puede llegar a ser el punto culminante de muchos acontecimientos que se vienen sumando en tu vida. El tema es, ¿cómo puedes saber si estás al borde de un ataque de nervios? Aquí podrás encontrar síntomas y hasta un test de autoevaluación.

En estos tiempos que corren, la presión, el estrés y otra clase de problemas, hacen que la gente viva constantemente en jaque. Son muchos los que ven incrementados sus nervios. Hasta el punto de estar a merced de sufrir un ataque o crisis nerviosa de un momento a otro.

¿Y tu? ¿Cómo sientes que estás en este momento? Pues para eso tienes este artículo: para identificar las causas, los síntomas y hasta las posibles soluciones. Y también, al final de la nota, encontrarás un interesante test de autoevaluación para saber cómo estás realmente.

¿Cuáles son las causas más comunes de un ataque de nervios?

Son muchas las razones por las cuales puedes llegar a padecer un ataque o crisis de nervios. Puede que sea la pérdida de un ser querido, una situación que te aqueja, el estrés de la cotidianeidad, una carga excesiva de trabajo, la soledad y, en general, muchos trastornos que tienen que ver con cosas que te generan angustia y por las cuales puede llegar a tener muchos problemas de exteriorizar.

¿Y cuáles son los síntomas habituales de una crisis nerviosa?

Tambien te interesa:  TU SALUD ESTÁ EN TUS PIES

Los más comunes son la irritabilidad, los cambios de humor repentinos, sin explicación aparente. Es muy probable que las personas que están a punto de entrar en un ataque de nervios se pongan ciclotímicas, pasen de la euforia al llanto sin demasiadas vueltas. También es común que estos ataques se transformen en agresividad, miedos exagerados y que, en algunos casos, lleguen al plano físico.

Este, justamente, es el punto que más suele asustar de un posible ataque nervioso, ya que ahí es cuando aparece la taquicardia, la fatiga, los mareos, la sensación de extrañamiento (todo te parece como que no estuvieras viviendo tu vida, sino como una especie de “película”), vómitos, insomnio y otros problemas colaterales. No todos llegan a este momento, pero en cierta forma se puede asemejar bastante con un ataque de pánico, en muchas cuestiones.

La crisis nerviosa está íntimamente relacionada con los trastornos de ansiedad y angustia. El estrés excesivo puede generar miedo, incertidumbre e inseguridad que puede desencadenar una crisis de nerviosa. Para ello, puedes poner en práctica ciertas sugerencias o consejos que te pueden ayudar a saber cómo prevenir un ataque de nervios.

¿Cómo superar los nervios?

Aléjate de las preocupaciones. Estar en el ojo de la tormenta, puede ser muy nocivo porque no puedes pensar claramente, y lo único que generarás es temor, excesiva preocupación y ansiedad. Para lograr este objetivo, puedes tomarte unos minutos y tener en cuenta ciertas técnicas de respiración y relajación que te ayudará a reducir la ansiedad y controlar los nervios.

Tambien te interesa:  RESPIRA PARA LIBERAR TUS CERVICALES

Trata de dormir entre 6 a 8 horas diarias. Si no descansas bien, no piensas bien y no puedes afrontar los problemas diarios. El insomnio sólo suma más nerviosismo. Si te cuesta conciliar el sueño, la relajación previa a acostarte es de suma utilidad, así como también el consumo de ciertas plantas medicinales con propiedades relajantes.

Evita el consumo excesivo de café, alcohol y alimentos ricos en azúcares. Tanto el café, como alcohol y el azúcar son excitantes naturales, que en lugar de relajarte te pondrán más nerviosa; por ello evítalos.

Sal con tiempo para cumplir con tus obligaciones. Esta sugerencia es fácil de ponerla en práctica. Salir 15 minutos antes de tu casa, puede hacer la diferencia entre generar nervios o estar en calma.
Toma conciencia de que, las situaciones problemáticas no se solucionarán si te pones nerviosa. En realidad es todo lo contrario, si mantienes la calma y reduces los nervios puedes pensar recomendable.

Tomate un tiempo para ti, para hacer alguna actividad que te guste. Las actividades físicas y artísticas, son excelentes terapias que reducen los nervios y brindan placer. Sirven como un cable a tierra para prevenir, controlar y manejar un ataque de nervios.

Estos tips son posibles de realizar, por ello poco a poco pon en práctica los que te resultan más fáciles de llevar a cabo, y verás que tus nervios se reducirán. De igual modo ten presente que, si sientes que los nervios se te han ido de las manos, es importante que consultes con un médico.

Tambien te interesa:  SIGNOS QUE INDICAN QUE NUESTRO ESTOMAGO ESTA ENFERMO

¿Tratas de controlar tus nervios?

Si bien hay personas más nerviosas que otras , existen ciertas circunstancias o situaciones en las que todas pueden perder el control. La clave está en tratar de evitar o prevenir esas situaciones, sobre todo si eres nervios@. ¿Qué te parece?

¿Qué tengo que hacer en caso de sufrir un ataque de nervios?

Lo primero, es consultar con un médico, para cerciorarte de que estás sufriendo una crisis de nervios y no otra cosa. En segundo lugar, no pensar que por esto estás loco si tienes que consultar con un psicólogo o psiquiatra. Ellos te ayudarán mediante terapia o algún tratamiento a que te sientas recomendable.

Si no eres muy afecto a los fármacos, puedes probar con métodos tradicionales y naturales para evacuar tus nervios y agobio, como pueden ser el yoga, la eutonía, los ejercicios relajantes, la meditación u otras disciplinas que te darán una mano para que te encuentres contigo mismo nuevamente.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here