El azafrán es una flor lila que tiene un aroma intenso y agradable, con un sabor ligeramente amargo, y es una de las especias más caras del mundo.

Se vuelve amarillo cuando se sumerge en agua caliente.

Por otro lado, la Cúrcuma Longa, también conocida como azafrán de tierra, utiliza las raíces, cuyo color es amarillento por fuera y anaranjado por dentro.

IMPORTANTE: Ambos tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antitumorales. Ayuda a reducir el colesterol, aumenta la actividad cerebral, el aprendizaje y la memorización.

En resumen, a menudo se confunden con la propiedad de rubor amarillo, además del nombre común, pero ambos son muy bienvenidos en los alimentos de rutina por sus propiedades beneficiosas.

Mas sobre el Azafrán:

Antidepresivo

El azafrán recibe el sobrenombre de “sabor del sol”. Esto no se debe a su color, sino a que se cree que esta especia tiene propiedades que mejoran tu humor.

De hecho, un estudio realizado en 2005 encontró que el azafrán puede ser tan efectivo como el fármaco fluoxetina en el tratamiento de la depresión leve o moderada.

En la depresión de adultos mayores de 18 años se descubrió que el azafrán mejora los síntomas incluso en trastornos depresivos mayores.

Esto hace que el té de azafrán sea un buen complemento en el tratamiento de la depresión.

Mejora la salud del corazón

El azafrán tiene muchos componentes químicos diferentes. Algunos de ellos pueden ayudarte a reducir la presión arterial y a protegerte de las dolencias del corazón.

Se ha demostrado que el azafrán reduce la posibilidad de que el colesterol malo cause daño en los tejidos.

Se cree que se debe a que los antioxidantes del azafrán tienen efectos protectores cuando se trata de enfermedades del corazón.

Tratamiento del ciclo femenino molesto

Este síndrome puede causar una variedad de síntomas que son muy incómodos. Puedes tener desde cambios de humor hasta molestias físicas.

Si lo que quieres es conseguir alivio sin tomar medicamentos, el té de azafrán puede ser la solución.

Los efectos del azafrán también pueden ayudar a reducir las molestias causadas por el trastorno biomórfico premenstrual grave. Este puede ocasionar dolor incluso dos semanas antes de comenzar con el ciclo femenino.

Mejora tu memoria

El azafrán contiene crocina y crocetina, dos carotenoides que pueden ayudar al aprendizaje y la memoria. Por este motivo, el té de azafrán es un buen aliado del Alzheimer y el Parkinson.

Por otro lado, al ser rico en flavonoides, te ayuda a protegerte de las afecciones causadas por hongos y enfermedades de distinto tipo.

¿Cómo hacer té de azafrán?

El té de azafrán se puede preparar fácilmente agregando la especia en agua caliente. Sin embargo, si no se tiene cuidado, puede tener un sabor muy fuerte y amargo.

Por eso existen tantas recetas que muestran diferentes maneras en las que puedes preparar este té.

Puedes mezclarlo con hojas de té verde o añadir otras hierbas o especias para mejorar su sabor.

Esto puede variar pero, generalmente, siempre implica agua hirviendo en una olla y, por supuesto, el azafrán.

Puedes dejar el azafrán en una bolsita de té dentro del agua durante unos cinco u ocho minutos.

Esta receta de té verde con azafrán puede ser una mejor opción para ti si su sabor no termina de convencerte.

También puedes mezclar el azafrán con un poco de cardamomo y utilizar leche para hacer la infusión. Si lo haces en leche de coco, el sabor será mucho más rico.

Además, no tienes por qué tomarlo únicamente caliente. Otra opción es prepararlo como un té frío y refrescante. Para esto basta con combinarlo con unas hojas de albahaca, jugo de un limón y un poco de miel.

Usa el té de azafrán como complemento, no como sustituto

Ten en cuenta que no todos los cuerpos son iguales y los remedios que funcionan para la salud de algunos quizás para ti no funcionen.

Por eso es importante que no realices ningún cambio si estás llevando un tratamiento sin antes consultarlo con tu médico.

Esto podría ser contraproducente, ya que el especialista es el único que puede guiarte en el camino para solucionar tu problema.

Seguramente, él encuentre la forma de equilibrar la incorporación de este té a tu dieta de manera que no represente ningún riesgo para tu salud.

Mas sobre la Cúrcuma:

Mejora la digestión

La curcumina favorece la función de la vesícula biliar y estimula la liberación de bilis para facilitar la descomposición de las grasas.

Es suave con el estómago y tiene la facultad de inhibir la inflamación abdominal, la acidez y la indigestión.

¿Cómo preparar una infusión de cúrcuma para mejorar la salud?

Esta bebida natural es muy baja en calorías y concentra todas las propiedades de la cúrcuma para cuidar el cuerpo.

Sirve como apoyo a los tratamiento de varias enfermedades y, a largo plazo, podría tener efectos positivos efectos benéficos.

Se recomienda combinar esta infusión de cúrcuma con un poco de jugo de limón para potenciar su acción diurética.

Ingredientes

½ cucharadita de cúrcuma (2 g)
El jugo de ½ limón
1 cucharada de miel orgánica (25 g)
½ taza de agua tibia (125 ml)

Instrucciones

Calienta el agua, exprime el jugo de limón y combina todos los ingredientes hasta obtener una bebida homogénea.

Endulza con una cucharada de miel orgánica para hacer su sabor más agradable.

Bébela de inmediato, preferiblemente en ayunas.

Repite su consumo todos los días, durante tres semanas seguidas.

De forma opcional puedes tomarla tres veces a la semana.

Esta bebida se debe evitar en caso de padecer piedras en la vesícula o cualquier enfermedad que comprometa al hígado.