CONTROL DE LA TEMPERATURA

4
23

Un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Singapur (NUS) demostró por primera vez, que es posible que la temperatura corporal central pueda ser controlada por el cerebro. Los científicos descubrieron que un aumento de la temperatura corporal se puede lograr utilizando ciertas técnicas de meditación (g-tummo) y que puedan ayudar a fortalecer el sistema inmunológico para combatir enfermedades infecciosas o inmunodeficiencia.

El artículo publicado en la revista científica PLoS ONE es el primero en documentar estudios fiable de aumento de la temperatura corporal en monjes tibetanos que practican la meditación g-tummo. Estudios previos sobre los meditadores g-tummo mostraron sólo el aumento de la temperatura corporal periférica en los dedos de manos y pies.

La práctica meditativa g-tummo controla la “energía interior” y es considerado por los médicos tibetanos como una de las prácticas espirituales más sagradas de la región. De hecho monasterios que mantengan la tradición de meditación g-Tummo son muy raros y se encuentran principalmente en las zonas remotas del este del Tíbet.

Tambien te interesa:  ¿QUÉ ES EFT O TAPPING?

Los investigadores recogieron datos durante una ceremonia única en el Tíbet, donde los monjes tradicionalmente son capaces de durante la meditación aumentar su temperatura corporal y secar hojas mojadas envueltas alrededor de sus cuerpos en el frío clima del Himalaya (-25 grados Celsius). Mediante el uso de electroencefalografía (EEG) y las medidas de temperatura, el equipo observó aumentos de temperatura corporal centrales de hasta 38,3 grados Celsius.

Un segundo estudio se llevó a cabo con participantes occidentales que utilizan una técnica de respiración meditativa g-tummo y también fueron capaces de aumentar su temperatura corporal dentro de unos límites.

Los resultados del estudio mostraron que los aspectos específicos de las técnicas de meditación pueden ser utilizados por los no meditadores para regular la temperatura de su cuerpo a través de la respiración y la imaginería mental. Las técnicas que podrían permitir a los profesionales poder adaptarse y funcionar en ambientes fríos, mejorar la resistencia a las infecciones, mejorar el rendimiento cognitivo, acelerando el tiempo de respuesta y reducir los problemas de rendimiento cuando la temperatura corporal disminuye.

Tambien te interesa:  ACUPRESIÓN PARA ALIVIAR LA CONGESTIÓN NASAL

Los autores seguirán estudiando los efectos neurocognitivos y otros aspectos fisiológicos.

Actualmente están entrenando a un grupo de personas para regular su temperatura corporal mediante la respiración jarrón y que tiene aplicaciones potenciales en el campo de la medicina. Además, el uso de imágenes mentales guiadas en conjunción con la respiración puede conducir a mayores aumentos de la temperatura del cuerpo y una mejor salud.

VÍDEO CON EJERCICIOS DE TUMMO Y EXPLICACIÓN EN INGLES DE UN GRAN MAESTRO TIBETANO: GARCHEN RINPOCHE.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here