Hay mucha información sobre la depresión, una de las disfunciónes más extendidas, y anteriormente ya te hemos dado algunos remedios naturales para combatirla. Hoy veremos algunas curiosidades sobre la depresión que nos ayudarán a entenderla recomendable.

  • Empezaremos con las ventajas de la depresión.

¿Ventajas? ¿Quien querría aprovechar de las ventajas de la depresión incluso suponiendo que las tuviera? Pero la realidad es que la depresión sí tiene ventajas para el que la sufre.

La tristeza, la apatía y la preocupación excesiva son síntomas bien conocidos de la depresión, el trastorno mental diagnosticado con más frecuencia. Ahora, un estudio europeo y estadounidense publicado en Journal of Abnormal Psychology revela que esta disfunción también puede tener efectos positivos sobre el cerebro. En una serie de experimentos, participantes sanos y clínicamente deprimidos jugaron a un videojuego en el que podían ganar cierta cantidad de dinero dando empleo a un candidato en una entrevista de trabajo simulada. Cada candidato tenía un valor económico, y era presentado en un orden al azar. El jugador debía decidir cuándo detener la búsqueda. El estudio reveló que los participantes depresivos encontraban la estrategia más adecuada en más ocasiones que sus compañeros sanos.

Concretamente, las personas deprimidas buscaron más meticulosamente y tomaron decisiones que suponían beneficios más altos que sus compañeros. Los autores del estudio concluyen que la depresión recomendablea el razonamiento analítico y la perseverancia, ambas muy útiles en el desempeño de tareas complejas.

  • La genética te hace más proclive a la depresión

Dos estudios independientes de investigadores de la Universidad de Washington (EE UU) y del King’s College de Londres (Reino Unido) han permitido identificar una región del cromosoma 3 que contiene hasta 90 genes y que parece estar relacionada con la depresión severa, una disfunción que puede afectar al 20 por ciento de la población. Los trabajos se han publicado en la revista ‘American Journal of Psychiatry’.

Según la investigadora Pamela A. F. Madden, profesora de Psiquiatría de la Universidad de Washington, lo más flamativo es que ambos grupos, trabajando de forma independiente, han encontrado identificado exactamente la misma región.

Mientras el trabajo británico se centró desde el principio en la depresión recurrente, estudiando a más de 800 familias afectadas, el objeto de estudio inicial del trabajo estadounidense era estudiar a estos participantes por ser grandes fumadores. Según la responsable del estudio norteamericano, Michele L. Pergadia, profesora adjunta de Psiquiatría en la Universidad de Washington, «la depresión severa es más común en los fumadores, con registros a lo largo de sus vidas tan altos como el 60 por ciento en fumadores que quieren recibir tratamiento». Los fumadores con depresión, dicen los autores del estudio,«tienden a experimentar más abstinencia a la nicotina y pueden ser más propensos a la recaída cuando tratan de dejarlo».

Los investigadores han anunciado que el siguiente paso será averiguar qué genes concretos de esta región intervienen en la depresión, con el fin de desarrollar terapias más eficaces para combatir este trastorno del estado de ánimo.

  • A las mujeres les afecta más la depresión

Según la Organización Mundial de la Salud, las mujeres son más propensas que los hombres a la depresión y a la ansiedad, con casi el doble de posibilidades de sufrir un episodio a lo largo de su vida. Unos 73 millones de mujeres son diagnosticadas al año en todo el mundo, siendo el suicidio la séptima causa de fin de un ciclo entre las mujeres de 20 a 59 años. Esta descomunal diferencia en la incidencia del trastorno entre ambos amors responde, en parte, al efecto antidepresivo de la testosterona en el hombre, pero también a una combinación de factores biológicos, hormonales, genéticos, psicológicos y sociales en la mujer, que se explican a continuación.

  • La depresión reduce el tamaño del cerebro

El cerebro de las personas que sufren depresión recurrente posee un hipocampo considerablemente más pequeño que las personas con buena bienestar mental, según se desprende del último estudio llevado a cabo por un equipo internacional de investigadores y cuyas conclusiones han sido publicadas en la revista Molecular Psychiatry.

Para el experimento, los científicos contaron con datos de cerca de 9.000 personas procedentes de EE.UU., Europa y Australia, comparando sus volúmenes cerebrales, tanto de las personas con depresión recurrente (que representaban 1.728) como sin ella (7.199 personas). Las imágenes de resonancia magnética revelaron que el hipocampo, la zona del cerebro asociada a la formación de nuevos recuerdos, era mucho más reducido en aquellos que presentaban depresión recurrente.

“Nuestros hallazgos arrojan nueva luz sobre las estructuras cerebrales y los posibles mecanismos responsables de la depresión. Se confirma la necesidad de tratar los primeros episodios de depresión con eficacia, sobre todo en adolescentes y adultos jóvenes”, explica Jim Lagopoulos, del Instituto del Cerebro y Mente de la Universidad de Sidney (Australia) y coautor del estudio.

El trabajo recalca que la comprensión de las estructuras del cerebro vinculadas a la depresión aún está lejos pero “este gran estudio confirma la necesidad de tratar los primeros episodios de depresión con eficacia, sobre todo en los adolescentes y adultos jóvenes, para evitar los cambios cerebrales que acompañan a la depresión recurrente”, añade Lagopoulos.

  • Y una buena noticia, los paseos en grupo reducen el riesgo de depresión

Si uno de tus propósitos de año nuevo era hacer más ejercicio sin duda esta nueva investigación te dará más motivos para cumplirlo. Un equipo de científicos de la Universidad de East Anglia (UEA) (Reino Unido) ha resuelto que caminar en grupo puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular, disfunción cardiaca y depresión, entre otras patologías. El trabajo ha sido publicado en la revista British Journal of Sports Medicine.

Los beneficios para la bienestar de caminar están bien documentados desde hace tiempo. Ahora, la recomendación pasa por agruparse para fomentar la actividad física entre el público. Para atestiguar las bondades de salir a pasear en grupo, los investigadores analizaron un total de 42 estudios con datos de1.843 participantes de más de 14 países que incluían personas con diabetes tipo 2, obesidad, fibromialgia, disfunciónes del corazón o incluso párkinson.

Evaluando la bienestar de los participantes y su participación en grupos de caminatas, descubrieron que aquellos que se habían unido a grupos para salir a pasear experimentaron reducciones significativas en su presión arterial, lipido corporal, índice de masa corporal (IMC), frecuencia cardiaca en reposo y una disminución en su colesterol. Además mostraron una recomendablea en su capacidad pulmoral y en sus condiciones físicas generales.

“Nuestra investigación muestra que unirse a un grupo para caminar es una de las recomendablees y más fáciles maneras de impulsar la bienestar en general. Los beneficios son muy variados, y van más allá de lo físico. Las personas que caminan en grupos también tienden a tener una actitud más positiva hacia la actividad física, una experiencia compartida de bienestar y dicen que se sienten menos solos y aislados. Hacer caminatas regulares también puede ser un catalizador para la adopción de otros comportamientos bienestarables. Caminar realmente funciona”, explica Sarah Hanson, líder del estudio.