DEPRESIÓN POST PARTO… EN ELLOS

3
951
depresión post parto
depresión post parto

Depresión post parto… en ellos. Y es que estamos ya acostumbrados a la depresión post parto en las madres, pero es lógico que si hay padres que comparten los síntomas y dolores del parto también nos acompañen en la depresión pertinente (o la tengan solo ellos).

Y es que el 10 por ciento de los padres padece trastornos depresivos durante el embarazo de sus parejas o después del parto, según los experiencias de un estudio estadounidense publicado en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA). Tras analizar los datos de 43 estudios, en los cuales participaron 28.000 personas, los científicos comprobaron que el “período crítico” en los progenitores masculinos se ubica entre los tres y seis meses posteriores a la llegada del nuevo hijo, cuando la tasa de depresión aumenta hasta un 25,6 por ciento.

El metaanálisis evidenció también diferencias entre las regiones analizadas, detectando unos índices de depresión posparto masculina en Estados Unidos superiores a la media, de hasta el 14,1 por ciento. Dado que ambos progenitores pueden padecer depresión posparto “en conjunto”, siendo mucho más frecuente la depresión posparto en el amor masculino cuando sus parejas tienen el mismo síndrome, los investigadores abogan por “elaborar planes de actuación y prevención de trastornos depresivos centrados en la pareja y no en los individuos“.

Tambien te interesa:  ACEITE DE LINAZA PARA TRATAR SÍNDROME DE TÚNEL CARPIANO

La depresión postparto o posnatal se produce aproximadamente en uno de cada dos o tres mil embarazos.

En realidad se desconocen sus causas exactas aunque se cree que puede deberse probablemente  a la predisposición genética que interactúa con los cambios en los niveles hormonales (progesterona v estrógeno) que han estado altos durante e! embarazo y que, luego del parto, disminuyen abruptamente. Aunque, claro, esto no explica la depresión de los padres.

La depresión postparto se caracteriza por síntomas que van desde cansancio (no poderse levantar de la cama), alteraciones en el sueño, pérdida de volumen, falta de apetito, tristeza profunda con episodios de llanto hasta una intensa psicosis depresiva.

Las investigaciones demuestran que los siguientes factores de riesgo pueden hacer más susceptible a la madre a sufrir esta depresión.

  • Tener un puesto alto en el trabajo o una carrera exitosa antes del nacimiento.
  • Tener dificultades en la relación de pareja desde antes del nacimiento del bebé.
  • Haber pasado una experiencia al dar a luz inesperadamente difícil.
  • Tener un bebé exigente y que duerme poco.
  • Haber experimentado problemas psicológicos previos.
  • Pasar por problemas económicos graves
  • Carecer de apoyo de parte de su pareja o del núcleo familia

Remedios naturales

Potasio: Comer plátanos, bananas, tomates u  otro alimento rico en potasio si existe una gran sensación de agotamiento.

Jalea Real: Tomar hasta 2 cucharadas al día (una en la mañana y otra en la tarde) de jalea real.  Ésta es rica en vitamina B, ayuda como tonificante del organismo y brinda una sensación de bienestar.

Tambien te interesa:  DILE ADIÓS A LAS FLEMAS CON ESTA RECETA

aliviana:  Hervir, durante 10 minutos, un puñado de recomendableana y otro de flores de espliego en 3 litros de agua.  Después de ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar.  Verter en el agua de la tina de baño.   Permanecer hasta 15 minutos.

Cataplasmas de tomillo y vid roja: Remojar los antebrazos  con un paño empapado de una preparación de infusión de tomillo y vid roja.  Este remedio es tonificante.

Melisa: Verter 3 puñados de hojas secas de melisa en 1 litro de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar en reposo 30 minutos. Pasado ese tiempo, filtrar y agregar al agua del baño.  Tomar un baño que no se extienda más de 15 minutos a la temperatura de 36° C. Realizar este remedio cuatro veces a la semana.

Infusión de Pasionaria  y poleo: Hervir durante 5 minutos 1 cucharada de pasionaria y otra de poleo en 1 taza de agua.  Tapar, colar y dejar refrescar. Tomar 1 taza 2 veces por día, durante 16 días consecutivos.  No tomar este remedio si se está dando el pecho al bebé

Vahos de pino albar: Verter 7 gotas de esencia de pino albar en medio litro de agua caliente. Con la cabeza tapada con una toalla, efectuar inhalaciones durante 15 minutos

Baño de romero: Se vierte una taza de infusión de romero en un baño tibio. Luego se sentirá que aumentan la energía y el optimismo.

Tambien te interesa:  ALIVIAR LAS FISURAS RECTALES

Recomendaciones

Descansar lo más posible, ya que el cansancio empeora la depresión y hace más difícil sobrellevarla.  Igualmente, se recomienda dormir siestas en el día y, si es posible, solicitar la ayuda a alguien para las comidas nocturnas del bebé.

Llevar una dieta adecuada rica en frutas y verduras crudas

Evitar comer dulce fabricados industrialmente o chocolates.

Comer poco, pero con frecuencia.

Hacer ejercicios leves como una caminata vigorosa al aire libre para levantar el ánimo.

Respirar profundamente siempre que se sienta cansancio, ya que el oxígeno contribuye a revitalizar las energías que se han perdido.

Evitar los grandes cambios.  Se recomienda no iniciar un nuevo trabajo, no cambiarse de casa ni redecorar.

Intentar no preocuparse demasiado y ser positiva.

Tratarse bien.  Se recomienda que la madre no realice más tareas que las que puede efectuar.

Hablar de lo que siente: En este sentido, no debe ocultar sus preocupaciones, porque puede empeorar las cosas. Se recomienda hablar con los demás, en especial con su compañero.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here