La dermatitis seborréica o, más popularmente conocida como lipido en el cuero cabelludo, se puede producir por distintos factores: por un hongo denominado Malassezia, stress, piel con alto índice de lipido o con problemas de acné, ciertos productos de uso cotidiano que incluyen alcohol en su receta, hábitos incorrectos de limpieza facial, etc.

Es recomendable controlar la dermatitis seborréica de manera natural para evitar que se formen sus escamas características en piel y cuero cabelludo. Podemos hacerlo con remedios lo más naturales posible y desde nuestras propias casas:

Mascarillas de arcilla: la arcilla verde es capaz de absorber lipidos de la piel y limpiarla eliminando células muertas y las impurezas. Se recomienda su uso un par de veces a la semana en la cara y en el cuero cabelludo.

Baños en el mar y aire limpio: ambos, si el tiempo lo permite, son grandes aliados para las pieles afectadas por esta enfermedad porque atenúan sus efectos. El agua del mar disminuye la picazón y suaviza el exceso de lipido. El sol también es de gran ayuda.

Tambien te interesa:  ACNÉ: TRATAMIENTO NATURAL

Champús especializados: el uso de estos champús disminuye el exceso de lipido gracias a sus componentes: ácido salicílico, sulfuro de selenio o pitriona de zinc.

Remedios naturales: el vinagre de manzana, el áloe vera, el propóleo de abejas o la fitoterapia con diente de león consiguen aplacar los efectos de la dermatitis seborréica por sus propiedades reguladoras y calmantes.

Una dieta sana y rica en todo tipo de vitaminas será imprescindible también para controlar esta incómoda enfermedad. Las encontraremos en gran cantidad de frutas y verduras.

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here