dieta de la fresa
dieta de la fresa

¿Quieres probar una dieta rápida, deliciosa y con un efecto detox estupendo? Te recomendamos la dieta de la fresa. Naturalmente, al ser una de esas “dietas exprés” no puedes hacerla durante más de dos o tres días seguidos, pero podrás beneficiarte de un montón de efectos secundarios de esta dieta.

Gracias a su composición en casi 90% de agua y también de potasio, las fresas nos ayudan a bajar de volumen, logrando hacernos reducir si lo comemos con constancia y respetando un plan de alimentación balanceada.

Como hemos dicho en distintos post, lograr el cuerpo deseado, no es posible en base a fórmulas mágicas, no nos vayamos a los extremos, hay personas que en su exageración, consumen todo el día fresas, incluso pasados los 3 días, que impone una dieta a rigor.

Sin embargo, de comerlo adecuadamente, tu cuerpo además de reducir lipido, estaría recomendableando su sistema depurativo.

Cómo hacer la dieta de la fresa

No se trata de comer fresa en el desayuno, almuerzo y comida, sin probar de otro alimento, la clave está en incluirlo en una dieta sana.

Por ejemplo, puedes comer hasta 1 kilo de esta fruta, en intervalos. Preparándolo en una ensalada de frutas, con yogurt descremado, libre de lipidos o recomendable el natural, que tú misma puedes preparar.

Puedes combinar las fresas con zumo de naranja, de uva o de miel.

Tambien te interesa:  GLÚTEOS PERFECTOS

Recuerda que debes de acompañarlo de un almuerzo en base a ensaladas, verduras y carnes magras. Tu cena puede ser algo más ligero, como un vaso de leche cereal y fresas. No olvides tomar mucha agua.

Vitamina C

La fresa, además de ser un fruto delicioso, que aporta altos niveles de Vitamina C, es recomendada para desintoxicar nuestro cuerpo, limpiarlo y depurarlo de sustancias que lo contaminan.

Gran depurador

Nuestro cuerpo adquiere toxinas y elementos que lo contaminan por dos vías, una es del exterior a través del medio ambiente y de los alimentos, la otra forma es cuando él mismo lo crea, por radicales libres, bacterias intestinales, parásitos, etc.

Cuando esto ocurre, normalmente nuestro sistema depurativo es insuficiente y se traduce en afecciones a nuestra salud por acumulación de toxinas. Por ello, pueden aparecer desde granos, acné, hasta cansancio, resfriados que no curan, estrés, dolor de cabeza, entre otros malestares.

Las fresas nos ayudan a combatir estas reacciones, promueve que nuestro cuerpo se renueve y que tanto el hígado como los riñones se relajen y tengan un respiro en su trabajo depurador.

Rico en vitaminas

Además de su poder diurético, purificador y antioxidante, la fresa es rica en vitaminas A, C y E, también contienen altas concentraciones de hierro, Vitamina K y ácido fólico. Algunos especialistas incluso han relacionado la ingesta de la fresa con una buena salud al corazón y le han atribuido propiedades anti inflamatorias, por lo que es aconsejable para personas con afecciones musculares y óseos.

Tambien te interesa:  MASCARILLAS DE FRUTAS PARA LA PIEL

Contra el estreñimiento

Debido a su composición de fibra soluble que facilita la absorción de carbohidratos y ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre, es ligeramente laxante, se recomienda su consumo a personas que sufren de estreñimiento. Alivia si se los come directamente o  acompañados de un yogurt natural.

Uso y conservación

Lo que muchas personas desconocen es que pese a sus propiedades benéficas, las fresas son frutas que contienen muchas impurezas. Al ser sembradas en plantaciones de tierra, usualmente llegan al consumidor infestadas de agentes contaminantes.

Es necesario, para poder obtener todos sus beneficios y nutrientes, antes de ingerirlas, sean lavadas cuidadosamente, si es posible sumergirlas, luego del lavado,  en agua hirviente por unos minutos.

Cuidado con bebés

Las fresas no deben ser consumidas por menores de un año, más aún si tienen predisposición a ser alérgicos.

Desaconsejable

Lamentablemente  hay quienes el comer fresa no les hace bien; por ello no se recomienda en personas con el intestino delicado, que sufren de colitis o colon irritable. Por lo mismo, es desaconsejado a personas con litiasis renal y finalmente a los que tienen problemas de alergias. Esto porque las fresas tienen también ácido salicílico. Los efectos son los mismos que presentan los alérgicos a la aspirina.

Tambien te interesa:  7 REMEDIOS CASEROS PARA ACABAR CON LA CASPA

Menú para la dieta de la fresa

Desayuno: 1 vaso de zumo de naranjas recién exprimido. 1 vaso de leche de soja con 2 cucharadas soperas de germen de trigo. 5 fresas frescas.

Comida: Primer plato:Ensalada multicolor (ingredientes para 1 ración: 1 tomate, media zanahoria, 2 cucharadas soperas de maíz tierno, unas hojas de berro, lombarda, 4 aceitunas, 1 cucharada sopera de aceite y sal). Segundo plato: Arroz integral con espinacas y alcachofas.

Merienda: Opción 1: fresas (10 unidades) con nueces (2 unidades) sin cáscara, con 1 cucharadita de miel.Opción 2: Macedonia de frutas. Media porción de las siguientes frutas: pera, manzana, naranja y 5 fresas. Trocear las frutas y añadir el zumo de naranja.

Cena: Primer plato: 1 taza de caldo depurativo de verduras: preferentemente cebolla y apio sin sal con zumo de limón. Este caldo se puede beber durante el día en lugar de agua. Segundo plato: Patatas asadas al horno. Espolvorear con ajo, sal y aceite, y cocinarla hasta que esté dorada. Servir adornada con perejil.Postre: 5 fresas o batido de fresa con leche de soja.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here