ESSIAC TÓNICO HERBARIO INDÍGENA

3
157
ESSIAC
ESSIAC

El método Essiac es una mezcla de varias plantas medicinales que una paciente recibió de un herborista de la tribu canadiense Ojibway. Esta paciente lo comentó a la enfermera René Caisse que fue la que dio nombre al remedio y lo llamó Essiac (su apellido al revés).

Su caso es muy interesante ya que en 1922 abandonó el hospital en el que trabajaba como enfermera y marchó a Ontario (Canadá) donde empezó a divulgar, entre personas con cáncer, el remedio que había conocido. Su arduo trabajo tuvo tal repercusión que viendo sus experiencias satisfactorios el gobierno canadiense estuvo en 1938 apunto de legalizarlo como una medicina para pacientes con cáncer.

Lo interesante de esta historia es que a lo largo de su vida, junto a diferentes doctores, trató a miles de pacientes de cáncer. Estos ya venían diagnosticados por sus propios doctores y muchos ya habían recibido diferentes tratamientos. Se documentaron miles de casos con la evolución de cada paciente.

Según testimonios de la época muchas personas lograron sanar de su enfermedad e incluso en casos muy graves (en los que la persona acababa falleciendo) la familia confirmaba que el paciente había tenido una recomendable calidad de vida.

La vida de esta enfermera no fue fácil ya que junto a la alegría de ver como personas en teoría desahuciadas podían regenerar encontró siempre la oposición de la mayoría de la clase médica y de las poderosas empresas relacionadas con la salud. Al final sólo podía trabajar con pacientes con cáncer terminales y siempre que no cobrara nada por ello.

Tambien te interesa:  VINO DE AJO ANTICÁNCER

Todos sus documentos fueron quemados por las autoridades tras su muerte en 1978 y su remedio fue prohibido en muchos países por falta de rigor científico. En otros países se prohibió alguna planta como la Acedera (Rumex Acetosella) y la mayoría de editoriales recibieron presiones para que no editaran libros sobre el tema.

La fórmula del método Essiac

La composición es a base de raíz de Lampazo o Bardana (Arctium Lappa), Acedrilla o Acedera (Rumex Acetosella), Ruibarbo Indio (Rheum Officinale), corteza interna de Olmo Americano (Ulmus Fulva).

El problema es que en la mayoría de los países no se encuentran estas plantas. Esto ha ocasionado que en muchos sitios se utilicen algunas variedades similares que no son tan efectivas. René también encontró que el método Essiac era un gran preventivo de muchas enfermedades ya que fortalecía el sistema inmunológico.

Un detalle importante es que la gente toleraba perfectamente el remedio. Aunque René ajustaba la dosis a cada paciente parece ser que lo habitual era tomar dos cucharadas soperas del remedio tres veces al día.

Las hierbas usadas y sus efectos

Para entender donde reside el poder de este sencillo preparado herbario, es importante comprender la acción de cada hierba, sin perder de vista la potenciación de efectos que se obtiene por su combinación.

Tambien te interesa:  JABÓN DE NEEM PARA TU PIEL

Precisamente Sheila Snow, una investigadora canadiense que trabajó con el Essiac, afirmó: “La bardana y la acedera son los principales responsables de la destrucción de las células cancerígenas, mientras que el olmo y el ruibarbo incrementan el flujo de la bilis y ayudan a la eliminación de las toxinas”. Según investigaciones del Dr. Chester Stock que trabajó 3 años con el Essiac, la acedera tiene la capacidad de amalgamar las células cancerosas, regresando aquellas con metástasis al lugar del tumor original.

Bardana (arctium lappa): Es la parte más importante de la formulación y sobre ella habrá un contenido próximamente. Es un poderoso purificante de la sangre y la linfa. Estimula la eliminación de toxinas, el funcionamiento hepático y el sistema digestivo. Contiene inulina, que fortalece órganos vitales como hígado, páncreas y bazo.

También reduce la mucosidad y evita la formación de cálculos. Promueve el flujo de bilis y elimina el exceso de fluido en el cuerpo. Ayuda a remover infecciones del tracto urinario, hígado y vesícula. Su contenido en vitamina A y selenio ayuda a eliminar radicales libres y el cromo regula los niveles de azúcar en sangre.

Acedera (rumex acetosella): Ha sido un remedio casero contra el cáncer durante mucho tiempo en Europa y América. Alivia las úlceras internas y aplicada sobre la piel ayuda a resolver problemas como eccemas y soriasis. Su riqueza en vitaminas y oligoelementos minerales, nutre el sistema glandular. Contiene silicio, elemento necesario para los nervios y la capa de mielina que los protege. Limpia la sangre y recomendablea la función de hígado y páncreas, estimulando el crecimiento de tejido nuevo.

Tambien te interesa:  PROPIEDADES MEDICINALES DE LA ALCARAVEA

Reduce el daño causado por las quemaduras de radiación y aumenta la resistencia a los rayos X. alivia el funcionamiento del sistema circulatorio, intestinal y respiratorio. Ayuda en la remoción de depósitos extraños en las paredes de los vasos sanguíneos. Aumenta el nivel de oxígeno en las células de los tejidos.

Olmo (ulmus fulva): Como tónico, fortalece órganos, tejidos y membranas mucosas, especialmente pulmones y estómago. El principal componente es un mucílago que contribuye a la eliminación de desechos tóxicos.

Ayuda a nutrir y restaurar el plasma sanguíneo y la linfa. Promueve la curación rápida de quemaduras y laceraciones. alivia el estado de la flora intestinal y calma el asma. También alivia la acidificación corpórea.

Ruibarbo (rheum palmatum): Actúa como laxante suave (estimula la secreción de bilis hacia los intestinos) y purga el organismo (especialmente el hígado) de toxinas y desechos.

Contiene ácido málico, que recomendablea la oxigenación del organismo y estimula el proceso de curación. Posee una sustancia (rhein) que inhibe la acción de bacterias que provocan afecciones como la candidiasis en los intestinos. Ayuda a reducir la fiebre y la inflamación. Los estudios demuestran que posee propiedades antibióticas y antitumorales.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here