limpiador cítrico casero
limpiador cítrico casero

Detesto limpiar las ventanas en casa, pero adoro cuando están tan limpias que no veo el cristal. Y es que las ventanas y cristales son de esas cosas que cuando están limpias nadie repara en ello como algo a remarcar, pero en cuanto se manchan un poco es lo primero en lo que se fija todo el mundo. Y eso que para limpiarlos utilizo un limpiador cítrico casero para cristales maravilloso a base de aceites esenciales y vinagre que los deja fantásticos.

En fin, vicisitudes personales al margen, limpiar los vidrios no es tarea sencilla. Pero es algo que puedes conseguir relativamente fácil si usas un buen paño o un periódico y este limpiador casero de menta y mandarina. Sigue la receta, que es muy fácil y dejará tus cristales como nuevos.

Ventana de cristal

El tema de limpiar los vidrios suele ser complicado.

Para empezar debes utilizar una tela que no deje residuos, o todos tus esfuerzos se verán empañados por esos pequeños trocitos de hilo que se quedan pegados a los cristales y le dan aspecto de seguir sucios.

Uno de los trucos más utilizados, naturalmente, es el papel de periódico, que no deja bolitas ni pelitos, pero llegado el caso puedes utilizar también papel de cocina, que da unos experiencias muy buenos.

Tambien te interesa:  LECHE DE COCO CASERA

Además, por supuesto, el uso de un limpiador es de esencial importancia. ¿Y qué recomendable que una solución casera y con ingredientes que ya conoces? Por esta misma razón, no dejes de tener en cuenta este sencillo preparado, que es ni más ni menos que un limpiar de cristales de menta, vinagre y mandarina, entre otros ingredientes.

Elementos necesarios:

  • Pulverizador
  • Tres cuartas partes de taza de vinagre de manzana
  • Una cuarta parte de taza de alcohol
  • Una taza de agua
  • Media cucharada de detergente líquido
  • Gotas necesarias de esencia de mandarina
  • Gotas necesarias de esencia de naranja
  • Gotas necesarias aceite esencial de menta

Preparación:

Simplemente debes agregar todos los ingredientes al pulverizador y mezclar bien.

En cuanto a las gotas de aceite esencial, agrega las que quieras dependiendo de la concentración de cada esencia y de tu gusto personal.

Agita bien antes de usar, aplica sobre el vidrio y limpia con paño o papel de periódico.

En caso de que no tengas estos aceites esenciales puedes meter en un bote vinagre blanco y las cáscaras de la mandarina, la naranja o limón (las que quieras o incluso una combinación de las tres) durante dos semanas. Deja el bote bien cerrado en algún lugar seco y oscuro para que no le dé el sol y el vinagre se impregne bien del olor y las propiedades de los cítricos.

Tambien te interesa:  QUITAR MANCHAS DE ÓXIDO DE LA ROPA

Esta solución es bastante fuerte y te ayudará también a limpiar los cristales con sarro, dejándolos

Otros trucos para limpiar cristales

  • Patatas y cebollas

Las patatas y cebollas no suelen faltar en las cocinas, así que ya no tienes excusa para probar este preparado casero para limpiar vidrios con el que conseguirás eliminar la suciedad más consistente. Corta una patata o una cebolla por la mitad y frota suavemente en movimientos circulares sobre el vidrio. Después aclara con un chorrito de vinagre diluido en medio litro de agua tibia.

Por último sólo hará falta frotar los vidrios con una bola de papel de periódico. De esta forma también conseguimos aprovechar aquellas piezas de patata o cebolla que ya no son aptas para el consumo. Cada vez que la patata y la cebolla estén sucias, simplemente habrá que cortar una rodaja y seguir con nuestra limpieza.

  • Limpiar con almidón

Realizamos la mezcla añadiendo una cucharadita de almidón en medio litro de agua caliente y extendemos con ayuda de una esponja o trapo sobre la superficie a limpiar. Una vez que la mezcla esté seca, impregnamos una bola de papel de periódico con vinagre y frotamos el cristal haciendo movimientos circulares. De este modo retiramos al almidón.

  • Maicena
Tambien te interesa:  TRUCOS PARA LIMPIAR EL ANTE

Si se te han ido quedando manchas en los cristales o ves cómo se vuelven un poco opacos y quieres recuperar el brillo puedes utilizar una mezcla con maicena para limpiarlos.

Mezcla una taza de vinagre con dos cucharadas de maicena y revuelve bien hasta que el almidón se disuelva completamente. Guarda esta solución en botellas de spray.

Echa directamente con la botella de spray la mezcla en los cristales y deja actuar un poco. Después retira con un trapo limpio, papel de periódico o un poco de papel de cocina.

Verás los experiencias enseguida y alargarás la vida de tus cristales y espejos de forma muy sencilla.

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here