Inicio Remedios de Salud LUCHAR CONTRA EL VÉRTIGO

LUCHAR CONTRA EL VÉRTIGO

2
1697
luchar contra el vértigo
luchar contra el vértigo

Los experiencias de un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine sugieren que los mareos y el vértigo son frecuentes en la población, con una prevalencia de 23% y una incidencia aproximada del 3%. Estos síntomas, particularmente el vértigo vestibular, están asociados con una mayor frecuencia de consultas médicas, bajas por enfermedad e interrupción de las actividades diarias. Para luchar contra el vértigo hay algunos remedios caseros que pueden ser de utilidad.

El vértigo es una sensación de inestabilidad y mareo en la que se percibe una falsa sensación de movimiento que puede inducir a la fatiga en quienes lo padecen e incluso producir náuseas.

Son muchas causas las que pueden provocar vértigo pudiéndose acusar de forma aislada, puntual, o de manera permanente y repetitiva. Atendiendo a la severidad de la condición e intensidad de los ataques se prescribirá el tratamiento preciso para atenuar los síntomas.

El vértigo puede tener diversas causas:

  • Problemas en la columna vertebral o cervicales.
  • Traumatismo craneal que pudiera haber causado una lesión en el cerebro.
  • Infecciones auditivas que afecten a los canales que regulan el equilibrio o traumatismos y lesiones sobre los mismos.
  • Ingesta de medicamentos o drogas recreativas.
  • Enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, hipotensión, cardiopatías, esclerosis múltiple etc.
  • Tumores cerebrales benignos o cancerosos.
Tambien te interesa:  PARIETARIA PARA LOS RIÑONES

Remedios caseros para luchar contra el vértigo:

  • Un paño de alcohol en la frente: Si tenemos vértigo, para estabilizar nuestro organismo podemos poner sobre nuestra frente un trapo con alcohol y dejarlo por unos minutos. El olor que tiene el alcohol, provocará que el cuerpo se estabilice.
  • Apretar la mano: Se dice que apretar con fuerza nuestra mano izquierda, principalmente su centro y también los nudillos por un lapso de 2 minutos puede ayudar a estabilizar a la persona. Ayuda a fluir la sangre desde nuestro cerebro a todo nuestro organismo. Un punto a señalar es que este remedio viene de la acupuntura.
  • Vinagre: Colocar un poco de vinagre sobre la frente y las cienes, es una manera de equilibrar nuestro cuerpo. De igual forma, si el vértigo persiste, deberemos frotar un poco de vinagre sobre la nariz.
  • Artemisa en ayunas: Las personas que a menudo sufren repentinos ataques de vértigo deben acostumbrarse a tornar cada día en ayunas una infusión bien caliente de artemisa, planta cuyo nombre inspiró la diosa griega protectora de las mujeres. Si esta infusión se toma durante una temporada, el vértigo cesará. No es conveniente que las embarazadas ingieran esta planta.
  • Marrubio en tisana: El marrubio también es una de las hierbas más indicadas para tratar esta dolencia que provoca en las personas casi la pérdida de la noción del espacio. Mi abuela aseguraba que, tomando tres infusiones al día, el problema estaba solucionado El marrubio es una de las plantas más indicadas para el vértigo. No tomar en caso de acidez.
  • Miel de romero: Y lo mas recomendable para acompañar estas tisanas es la miel, en vez de simples terrones de azúcar. Pero como de miel hay muchas clases, la más adecuada para esta dolencia es la de romero. Una buena cucharada en cada infusión será suficiente.
Tambien te interesa:  PROPIEDADES DEL SHIITAKE

Qué hacer ante un ataque de vértigo:

  1. Tumbarse estirado en el suelo.
  2. Mantener la vista enfocada a un objeto que no se mueva.
  3. Durante el ataque, no tomar bebidas ni alimentos dado que así se disminuyen las probabilidades de tener vómitos.
  4. Al desaparecer los síntomas, hay que incorporarse lentamente.

Recomendaciones para evitar tener un ataque de vértigo:

  • Evitar la cafeína y otras sustancias vasoconstrictoras como la nicotina y el alcohol o reducir su consumo lo máximo posible.
  • Evitar las malas posturas en la cabeza y cuello y movimientos rápidos de ellos. También evitar los cambios rápidos de posición, en especial cuando uno se reincorpora después de estar estirado.
  • Tumbarse en el suelo ante la pérdida de estabilidad para evitar caídas y lesiones.
  • Abrir las ventanas, encender las luces o trasladarse a una habitación bien iluminada para reducir la sensación de movimiento.
  • Controlar la presión arterial durante los episodios de vértigo para descartar problemas cardiovasculares asociados.
  • Mantener una buena limpieza de oídos y manos, si sospechamos que tenemos un tapón de cerumen, acudir al doctor.
  • Evitar el estrés y la ansiedad todo lo que sea posible.
  • Cuidarse lo más posible para evitar afecciones como la amigdalitis, resfriados, laringitis, gripe, … Estas podrían producir vértigo.
  • Si tienes que hacer una terapia física, ejercicios o dieta especial para ello, seguir tal como la recomienda el doctor o profesional de la salud.
  • Acudir al médico si los mareos vienen acompañados de otros síntomas adversos como convulsiones y pérdida de visión o no remiten espontáneamente en poco tiempo.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here