PARKINSON
PARKINSON

La enfermedad de Parkinson es un trastorno crónico y degenerativo del sistema nervioso que resulta de la deficiencia de células cerebrales productoras de dopamina. Afortunadamente, existen remedios naturales que puede tomar para aliviar los síntomas del Parkinson.

En particular las hierbas y especias para la enfermedad de Parkinson están entre las más investigadas por los científicos buscando una solución para la enfermedad.

Si ha recibido un diagnóstico de enfermedad de Parkinson, tendrá que trabajar estrechamente con su médico para encontrar un plan de tratamiento que le ofrezca el mayor alivio de los síntomas con los menores efectos secundarios. Ciertos cambios en el estilo de vida también pueden ayudar a que vivir con la enfermedad de Parkinson sea más fácil.

Síntomas del mal de Parkinson

Un temblor que por lo general comienza en un miembro, a menudo su mano o dedos.

Movimiento lento (bradicinesia). Con el tiempo, la enfermedad de Parkinson puede reducir su capacidad de moverse y de retardar su movimiento.

La rigidez muscular puede ocurrir en cualquier parte de su cuerpo. Los músculos rígidos pueden limitar su rango de movimiento y causar dolor.

Tambien te interesa:  REMEDIOS PARA FORTALECER Y LIMPIAR LOS PULMONES

Su postura puede encorvarse, o puede tener problemas de equilibrio como experiencia de la enfermedad de Parkinson.

La enfermedad de Parkinson puede causar una disminución en la capacidad de realizar movimientos inconscientes, como parpadear, sonreír o balancearse los brazos cuando camina.

Se pueden presentar problemas del habla como experiencia de la enfermedad.

1. Dieta recomendada

Aunque no hay comida o combinación de alimentos probados para ayudar en la enfermedad de Parkinson, algunos alimentos pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas. Por ejemplo, comer alimentos llenos de fibra y beber una cantidad adecuada de líquidos puede ayudar a prevenir el estreñimiento que es común en la enfermedad de Parkinson.

Una dieta equilibrada también proporciona nutrientes, como los ácidos grasos omega-3, que pueden ser beneficiosos para las personas con enfermedad de Parkinson.

2. Ejercicios

El ejercicio físico puede aumentar la fuerza muscular, la flexibilidad y el equilibrio. El ejercicio también puede regenerar su bienestar y reducir la depresión o la ansiedad.

Su médico puede sugerirle que trabaje con un fisioterapeuta para aprender un programa de ejercicios que funcione para usted. También puede intentar ejercicios como caminar, nadar, jardinería, baile, aeróbic acuático o estiramiento.

Tambien te interesa:  AQUI EL SECRETO DE LAS MODELOS

La enfermedad de Parkinson puede alterar su sentido del equilibrio, dificultando el caminar con una marcha normal. El ejercicio puede regenerar su equilibrio. Estas sugerencias también pueden ayudar:

Trate de no moverse demasiado rápido.

Apunte para que su talón golpee el piso primero cuando usted está caminando.
Si usted se nota mareado cuando esta caminando, pare y compruebe su postura.

Es recomendable levantarse derecho.

Mire hacia el frente, no directamente hacia abajo, mientras camina.

En las últimas etapas de la enfermedad, se puede caer más fácilmente. De hecho, usted puede perder el equilibrio por apenas un pequeño empuje o tropezón. Las siguientes sugerencias pueden ayudar:

Haga un giro en U en lugar de girar su cuerpo sobre sus pies.

Distribuya su volumen uniformemente entre ambos pies, y no se apoye.

Evite llevar cosas mientras camina.

Evite caminar hacia atrás.

Las actividades de vida diaria

Las actividades de vida diaria, como vestirse, comer, bañarse y escribir, pueden ser difíciles para las personas con enfermedad de Parkinson. Un terapeuta ocupacional puede mostrarle técnicas que facilitan la vida diaria.

Tambien te interesa:  CLAVO

3. Té verde

No mucha gente puede decir algo malo sobre el té verde orgánico en estos días y esto es por buenas razones. Además de ayudar a perder volumen, combatir el cáncer y ayudar a evitar el envejecimiento, el té verde muestra signos de poder ayudar contra la enfermedad de Parkinson.

Las investigaciones realizadas por el Dr. Baolu Zhao indican específicamente que los polifenoles del té verde protegen las neuronas dopaminérgicas. En un estudio similar en la Universidad Nacional de Seúl Colegio de Medicina encontró que EGCG, el agente neuroprotector en el té verde redujo la tasa de mortalidad neuronal a la mitad cuando se administra a ratones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here