; NO MÁS BRAZOS FLÁCIDOS - Remedios para el Alma

Belleza natural

NO MÁS BRAZOS FLÁCIDOS

By  | 

Estamos delgadas, nos ponemos cremas antiarrugas, nos vestimos a la última, nos maquillamos y las “alitas” de nuestros brazos nos delatan. Utiliza estos remedios caseros y no más brazos flácidos.

Los músculos tonificados ayudan a tener un cuerpo agradable para nosotros y los demás, pero el paso del tiempo hace aparecer los primeros signos de flacidez desde de los 30 años en adelante.

Esto se puede deber a falta de ejercicio, ascenso de peso, embarazo, descenso de peso brusco, cambios hormonales, mala alimentación etc…

Una de las zonas más molesta es la zona de los brazos, dando una apariencia de piel colgando que puede llegar a ser vergonzosa y provoca a veces dificultad a la hora de vestirnos por la mala apariencia que otorga.

Utiliza estas mascarillas caseras para luchar contra la flacidez.

  • Mascarilla de vitamina E

Sin dudas, la zona de los brazos suele ser la más complicada para cualquier persona, sobre todo cuando la edad avanza y los brazos se van poniendo flácidos. No dudes en probar esta genial mascarilla de vitamina E.

La vitamina E es parte de muchas recetas de cremas reafirmantes que están en el mercado. Puedes aprovechar sus propiedades directamente usando el relleno de las cápsulas de esta vitamina como parte de una mascarilla casera.

Esta vitamina es un gran antioxidante que protege los tejidos corporales de los radicales libres, lo cual explica su poder reafirmante. Puedes usarlo para mejorar el aspecto de tus brazos cuando ya los notes flácidos o, mejor aún, retrasar los signos de envejecimiento en esta zona tan complicada que, generalmente, incomoda mucho a las mujeres. Regenera, reafirma y tonifica los tejidos, es hidratante y antiedad, disminuye la aparición de estrías y disimula las que ya están.

Ingredientes:

  • Una parte de yogur
  • Una parte de huevo
  • Una cápsula de vitamina E

Preparación:

Las proporciones dependen de la cantidad de mascarilla que quieras hacer, pero siempre mantén la proporción de una cucharada de cada ingrediente, excepto de la vitamina E, de la cual tendrás que añadir una cápsula como medida.

Prepara la mezcla y llévala al refrigerador y deja que tome frío durante unos minutos.

Aplica en tus brazos y frota para que absorba bien, luego deja actuar unos 10 minutos y limpia con agua fría. Repite esta aplicación al menos dos o tres veces a la semana para que tenga un mayor efecto y un mejor resultado.

  • Mascarilla de aceite de oliva y huevo

Mezclar una cucharada de miel, una cucharada de aceite de oliva, más una yema de huevo. Aplicar la pasta sobre los brazos durante un cuarto de hora. Por último se retira con agua fría.

  • Crema casera con ácido hialurónico

Ingredientes

  • 60 ml de agua de rosas o agua destilada
  • 0.3 gr de xantana o cualquier otro espesante
  • 6 cápsulas de vitamina A, C y E
  • 6 gotas de aceite de germen de trigo o de jojoba
  • 0. 2 gr de ácido hialurónico
  • 2 gr de gel de aloe vera
  • 3 gotas de aceite esencial de geranio o de otra flor que te guste
  • 6 gotas de algún conservante natural

Elaboración

Desinfecta todos los utensilios y envases que vas a utilizar en la preparación. Mide el agua, añade el espesante y bate con la batidora o un batidor manual hasta que tome la apariencia de un gel.

Lleva a baño maría por 5 minutos para que se active el espesante.

Deja enfriar la preparación. Diluye el ácido hialurónico previamente en agua para que no se formen grumos y añádelo a la mezcla.

Añade los demás ingredientes de a uno, mezclando suavemente, dejando para lo último al conservante. Con ayuda de una cinta mide el pH y si hace falta añádele ácido láctico para que tenga entre 5 – 5.4 de acidez.

Los ejercicios regulares favorecen el aumento de la masa muscular, ayudando a tensar la piel a la vez de oxigenarla. La ingesta diaria de al menos 2 litros de agua también es indispensable para mantener una piel hidratada y tonificada.

Ejercicios para recuperar el tono muscular en los brazos:

Estos ejercicios deben realizarse con una previa entrada en calor, moviendo suavemente hombros, llevando una y otra vez la mano hacia el hombro, sin mancuernas ni peso extra.

Los estiramientos también son fundamentales para evitar lesiones o dolores posteriores al ejercicio.

Los estiramientos antes y después del fortalecimiento muscular se deben realizar lentamente y acompañado de respiraciones suaves y profundas. Repetir al menos 5 veces de cada lado.

Fortalecimiento muscular

Se pueden realizar 3 series de 8 repeticiones de cada ejercicio.

Número 1: colócate de rodillas, con ambas piernas levemente flexionadas, las palmas de las manos apoyadas en el suelo y los brazos extendidos, separados a la altura de los hombros, no curvar la espalda. Flexionar los brazos al bajar y extenderlos lentamente a medida que vas subiendo.

Número 2: colócate de pie, con la pierna izquierda delante de la derecha. Flexionar levemente el tronco hacia adelante y apoyar la mano izquierda sobre un banco u otro apoyo. El brazo derecho extendido en dirección al suelo tomando una mancuerna.

El brazo derecho debe estar flexionado y el codo en línea horizontal con el hombro, extender el brazo hacia atrás. Al terminar realizar lo mismo con el otro brazo.

Número 3: de rodillas o de pie, pero siempre con la espalda recta.
De pie y con las piernas levemente separadas. Se inicia con los brazos extendidos hacia arriba con una mancuerna en la mano, luego flexionar el codo en dirección a la cabeza para formar un ángulo de 90 grados.

4 Comments

  1. Linda Alvarado Montoya

    Linda Alvarado Montoya

    14/12/2016 at 18:45

    Jacki Alanya Solución!

  2. Stella Maris Genero

    Stella Maris Genero

    10/02/2017 at 05:34

    no se puede abrir…. 🙁

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *