paracetamol casero
paracetamol casero

El paracetamol es un analgésico ampliamente utilizado para paliar cualquier tipo de dolor. MUY ampliamente. De hecho prácticamente para cada dolor leve tu médico te recetará paracetamol. Aquí te mostramos alternativas naturales para hacer en casa tu propio paracetamol casero.

El paracetamol, además, tiene efectos secundarios. Por ejemplo, puede causar daños hepáticos si se consume en dosis superiores a las recomendadas. El paracetamol fue puesto a la venta en USA en 1955 bajo el nombre comercial Tylenol. En 1956, pastillas de 500 mg de paracetamol se pusieron a la venta en el Reino Unido bajo el nombre de Panadol, únicamente con receta médica, para el alivio del dolor y la fiebre, y fue anunciado como “inocuo para el estómago”: otros analgésicos de la época contenían ácido acetilsalicílico, un irritante conocido del estómago.

Para debatir sobre analgésicos, es necesario definir el dolor. Es la forma como su cuerpo responde a una lesión o enfermedad. Todas las personas reaccionan al dolor de diferentes maneras. Lo que usted piensa que es doloroso, puede no serlo para otra persona. Una gran pregunta es, ahora, acerca de los analgésicos naturales. Algunos de ellos:

Jengibre. Es una de las plantas para el dolor de cabeza, como las migrañas. Además, también puede ayudar a combatir las nauseas que suelen conllevar esos dolores.

Corteza de sauce. Analgésico natural que posee salicina, la misma sustancia que poseen las aspirinas y otros medicamentos para calmar los dolores. Lo recomendable en este caso es preparar una infusión a partir de una pequeña porción de corteza de sauce hervida en agua, bebiendo el líquido cada ocho horas.

Lavanda. Funciona como una buena planta medicinal para el dolor y es comúnmente utilizada en dolor de cabeza tensional.

Aceite de menta. Es bueno para hacer masajes suaves en las zonas doloridas por su acción sedante.

Tambien te interesa:  ANÍS ESTRELLADO

La amapola, la manzanilla, la melisa, la pasiflora, la tila y la valeriana. Tienen además acción antiespasmódica, por lo que se utilizan en caso de dolores acompañados de espasmos.

La guanábana o graviola. Su corteza, las hojas y las raíces, no sólo se utilizan en la lucha contra el cáncer sino que se consideran sedantes y antiespasmódicas.

Uña de gato. Tiene propiedades antiinflamatorias ampliamente utilizadas para el tratamiento de enfermedades muy dolorosas El Noni (o gunábana cimarrona o fruta del diablo o mora de la India).

La xeronina, ingrediente clave del noni, tiene la capacidad de ayudar a normalizar las  irregularidades de la función proteica y su subsiguiente función celular, incluida la función cerebral, zona donde se origina el dolor. El noni resultó 75% tan eficaz como el sulfato de morfina para aliviar el dolor. Y no crea adicción.

Veneno de abejas (apitoxina). Ha sido usado en dolores desde hace más de 3.000 años. El veneno de abejas tiene en su composición sustancias muy enérgicas desde el punto de vista biológico, con capacidad analgésica, superior incluso a la de la betametasona. A su vez, tiene una gran capacidad para estimular la circulación, aún en zonas poco irrigadas como el hueso y el cartílago. También, estimulando hipófisis-suprarrenales, logra aumentar fisiológicamente la secreción de cortisol plasmático, lo que eleva el estado de respuesta del organismo. Clavo, rico en eugenol, “por lo que su aceite esencial puede ser utilizado como analgésico tópico”, explica la Dra. Mina Kamkar, de la Universidad de Ciencias Médicas en Mashhad, Irán. “Este aceite se utiliza comúnmente para tratar el dolor de muelas, sin embargo, también se puede aplicar sobre la piel para alivar dolores musculares”. Chiles. Contienen capsaicina, sustancia que les da su picor pero que también sería útil como analgésico tópico. “Utilizada en cremas o ungüentos la capsaicina aliviaría la sensación de dolor al reducir la sensibilidad de los nervios en el área aplicada”, comenta el Dr. David Kiefer, del Arizona Center for Integrative Medicine.

Tambien te interesa:  REMEDIOS CASEROS PARA LA SÍFILIS

Eucalipto. De acuerdo con la Dra. Flávia Santos, de la Universidad Federal de Ceará, en Brasil, “El ungüento y el aceite esencial de eucalipto servirían como analgésicos tópicos gracias que son ricos en cineol, un compuesto que aliviaría el dolor al disminuir la respuesta de los nervios del área donde es aplicado”.

Ajo. Es otro de los super alimentos que curan todo: el selenio y el germanio en él pueden aliviar el dolor de oídos, ya que actúan como anti inflamatorio y antiséptico, además de ser como una especie de tóxico para las bacterias y hongos. Una infusión con un par de dientes de ajo en aceite de oliva permite aplicar un par de gotas en el oído. También sirve para regenerar los niveles de dolor que se sufre en las articulaciones debido a la artritis. Para aprovechar de sus ventajas, picar 1 diente de ajo y calentarlo con una cucharada de aceite. Aplicar en la zona que duela y dejar que haga su efecto.

Piña: puede ser la cura para los dolores de estómago, ya que contiene una enzima que ayuda a romper más fácilmente las proteínas que causan dolor en el estómago y los intestinos. Con una taza al día podrá aliviar la indigestión.

Agua, la recomendable forma de aliviar y evitar tirones musculares y dolores en las articulaciones. 8 vasos de agua al día pueden hacer fluir la histamina del cuerpo, un químico que se produce durante una lesión y que genera dolor. Y si Ud. tiene un golpe, una bolsa con hielo en la zona es bueno para aliviar la inflamación.

Arándanos, el anti inflamatorio ideal porque posee muchos antioxidantes, que eliminan los radicales libres, responsables de inflamar la mucosa digestiva. Esto causa úlceras, infecciones urinarias o malestar digestivo, entre otras dolencias. Consumir 1 taza de arándanos por día evita casi el 60% de las infecciones del sistema urinario, por ejemplo. Además es excelente para limpiar la sangre, reducir la inflamación y retención de líquidos y ayuda en los pacientes con diabetes a reducir el azúcar.

Tambien te interesa:  TU SALUD ESTÁ EN TUS PIES

Aceite de oliva. Debe conseguir el prensado en frío extra virgen, que es el más sano de los que venden en el mercado o directamente ir a una dietética o feria orgánica. Este aceite contiene una sustancia natural que actúa igual que el ibuprofeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. A diferencia del ibuprofeno, quienes lo consumen en forma permanente no corren peligros de formar coágulos sanguíneos, Alzheimer o cáncer.

Cúrcuma (una de las especias más usadas en la gastronomía de la India. Se usa para hacer el curry). Esta especia contiene curcumina, un potente analgésico que ayuda a bloquear el dolor en el cuerpo y a la vez combatir la inflamación. Se puede usar en lugar de los fármacos, sin ningún efecto secundario. Como se ha demostrado en varios estudios, la cúrcuma puede ayudar a detener los dolores de la artritis reumatoide, al “cancelar” el envío de neurotransmisores al cerebro. La dosis que se aconseja es de 600 mg, la cual se debe consumir 3 veces por día para conseguir recomendablees beneficios.

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.

12 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here