FRUCTOSA
FRUCTOSA

Ten mucho cuidado con la fructosa y con los alimentos que la contienen.

Cada vez más, las personas están comenzando a darse cuenta del hecho de que realmente somos lo que comemos. Los consumidores se han vuelto más listos, por lo tanto demandan alternativas alimenticias más saludables.

Hoy en día, toda compañía alimenticia está etiquetando sus cajas indicando que el producto es “100% Natural”, a pesar de lo que hay dentro de ellas.

Ahora debemos conocer el solapado nombre para saber si estamos o no, consumiendo Jarabe de Maíz (transgénico) de Alta Fructosa.

La recomendable manera de evitar este revoltijo, es comprarle a las empresas en las que verdaderamente confías.

Las principales empresas de alimentos esconden a propósito los ingredientes que ellos saben que nosotros no queremos consumir en sus productos.

Esta vez se trata de la presencia de una nueva versión del jarabe de maíz de alta fructosa. Pero esta no es la inocua fructosa que ha endulzado a las frutas desde el inicio de los tiempos. Se trata de un cuestionable ingrediente con muchos nombres que puede estar causando todo tipo de problemas de salud, ya que es transgénico.

Tambien te interesa:  EL ARTE DE LA FELICIDAD con Shin Jyutsu

¿Por qué es esto un problema?

Según la Asociación de Refinadores de Maíz (ARM), el cambio de nombre es astuto, para decir lo menos. El término “fructosa” ahora está siendo usado para denotar un producto previamente llamado HFCS-90, indicando que es un 90% de pura fructosa. Compara esto con el HFCS “regular”, que contiene de un 42 a un 55% de fructosa, y podrías entender por que Gral. Mills se ocupa de mantenernos en la oscuridad.

La Asociación de Refinadores de Maíz explica:

“Un tercer producto, el HFCS-90, es usado, a veces, en alimentos naturales y “light”, donde se necesita muy poco para aportar el dulzor. Los jarabes con un 90% de fructosa no indicarán nunca más “Jarabe de Maíz de Alta Fructisa” en la lista de ingredientes, sino que indicarán “Fructosa” o “Jarabe de Fructosa”.

Y la manera en que se escapan con esto es muy simple:

“Simplemente eliminando la designación “jarabe de maíz de alta fructosa” para el endulzante de laboratorio que tiene 90 partes de fructosa y llamándolo como realmente se llama: fructosa. Y así es como un alimento procesado como el Vanilla Chex contiene “fructosa”, una sustancia que, según los refinadores de maíz, solía llamarse HFCS-90, y este producto puede ahora ser declarado como “Libre de Jarabe de Maíz de Alta Fructosa”.

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.
Tambien te interesa:  REVOLUCIONARIO MÉTODO DE CURACIÓN EMOCIONAL

9 Comentarios

  1. No esta completo este artículo, deja muchas dudas después de leerlo, y la imagen que la acompaña no tiene explicación de porque es la diferencia, así deja mucho que desear a la publicación y no genera confianza le quita credibilidad y Barcelona Alternativa tiene muy buenas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here