PESCADO CONTRA LA DIABETES

8
1529
pescado contra la diabetes
pescado contra la diabetes

En España casi el 14% de la población mayor de 18 años tiene algún tipo de diabetes, por lo que es importante conocer los alimentos que nos ayudan o nos perjudican en este tipo de enfermedad. Recientemente se ha publicado un estudio en el que se presenta al pescado contra la diabetes como uno de nuestros recomendablees aliados.

Analizando el patrón dietético de la población adulta española con alto riesgo cardiovascular, los investigadores han detectado un consumo elevado tanto de carne roja y embutidos como de pescado. Pero mientras que comer mucho embutido se asocia con mayor volumen y tasa de obesidad, el consumo de pescado se vincula con una menor concentración de glucosa y un menor riesgo de diabetes.

“En los países mediterráneos, el consumo de alimentos característicos de su dieta natural ha disminuido en las últimas décadas para aumentar el de lipidos saturadas, procedentes sobre todo de carnes rojas y bollería industrial” , explica a SINC Mercedes Sotos Prieto, investigadora de la Universidad de Valencia y autora principal de un trabajo incluido dentro del estudio Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea).

Analizando los patrones de consumo de carne y pescado en 945 personas entre 55 y 80 años y con alto riesgo cardiovascular, Sotos y su equipo han identificado que la ingesta de carne roja y pescado es elevada. En concreto, el consumo de carne roja en esta población alcanza una media de una vez al día y resulta elevado en comparación con las recomendaciones alimentarias, ya que se vincula con una elevación de la presión arterial, diabetes y un moderado incremento de mortalidad total, en particular por cáncer y enfermedad cardiovascular.

Tambien te interesa:  JABON CASERO DE LAVANDA

Por el contrario, el pescado está incluido en la dieta mediterránea y tiene efectos cardiosaludables. Se han sugerido varias hipótesis que explican por qué el consumo de pescado (blanco o azul) podría estar relacionado con el riesgo de diabetes, y una de ellas es que el aumento de ácidos grasos omega 3 en las células del músculo esquelético recomendablea la sensibilidad a la insulina.

En cuanto a las diferencias de género, el consumo elevado de lipidos saturadas procedentes de la ingesta de carne roja y embutidos (7,4 +/- 4,7 veces por semana) fue mayor en el caso de los hombres. Las mujeres demostraron comer más carne blanca, en particular pavo y pollo. En relación al consumo de pescado (4,5 +/- 2,6 veces por semana), no se encuentran diferencias significativas de género.

Los experiencias han sido publicados en la revista Nutrición Hospitalaria.

A continuación se muestran consejos comunes a todas las dietas que debe seguir un paciente con diabetes:

  • Para reducir lipidos en la dieta, la leche puede ser desnatada. Es un alimento básico del que, si es posible, no se debería prescindir nunca. Se recomienda medio litro diario en un adulto sano. Se pueden sustituir 100 cc de leche desnatada (medio vaso) por un yogur desnatado, pero no por quesos curados, que son muy ricos en lipidos saturadas.
  • El pan más recomendado es el integral, porque su contenido en fibra produce menor elevación de glucemia (azúcar en sangre) que el pan blanco.
  • La fruta puede ser de cualquier tipo, quizás con la excepción del consumo frecuente o excesivo de plátanos y uvas. Procurar tomarlas frescas y crudas, no en compota o preparadas. Se recomienda tomar al día dos o tres piezas.
  • Es aconsejable que la carne sea de pollo (sin piel), pavo, conejo o ternera, siempre muy limpia. Sólo se tomarán carnes rojas unas cuatro veces al mes (vaca, buey, toro, carne de caza).
  • El pescado puede ser blanco o azul. Procurar siempre tomar más pescado que carne, y al menos dos o tres veces por semana tomar pescado azul.
  • Se recomienda no tomar más de 4 huevos a la semana.
  • Las verduras deben tomarse dos veces al día, las más recomendadas son las que se consumen frescas (en ensalada, picadillo, gazpacho).
  • El aceite más aconsejable es el de oliva virgen extra. No se debe utilizar manteca ni mantequilla en sustitución del aceite, porque producen las mismas calorías y llevan lipidos saturadas, que son más perjudiciales para la salud.
  • Para endulzar no utilizar azúcar. Usar aspartamo o sacarina, que no llevan calorías e intentar evitar el sorbitol o la fructosa (sí llevan calorías y aportan hidratos de carbono).
  • Se desaconseja tomar alimentos para diabéticos. Se debe intentar tener una alimentación lo más parecida al resto de la familia.
  • Leer detenidamente el etiquetado de todos los productos alimentarios que se consuman. Sustancias como el sodio, la dextrosa, la sacarosa, la fructosa o el sorbitol se encuentran en muchos alimentos que no se hubiera imaginado. Evite los alimentos “light” que tengan sorbitol o fructosa.
  • La bebida ideal a lo largo del día y en las comidas debe ser el agua. También se puede tomar de forma libre el té y otras infusiones, como la hierba de los dioses.

8 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here