limpiar pantallas de tv y ordenador
limpiar pantallas de tv y ordenador

Receta casera para limpiar pantallas

Last updated:

Piénsalo bien, cuáles son los electrodomésticos que más usas habitualmente. Casi seguro que en esa lista están la televisión y tu ordenador. Y casi seguro también que serán, además, los que limpias menos a menudo. Así que hoy te vamos a dar algunos consejos para limpiar pantallas de tv y ordenador.

Pantalla de la televisión

¿Cuántas veces te ha pasado que te das cuenta de que los colores de tu televisor o monitor ya se ven diferentes por el polvo? Pasas tu dedo y queda la marca del mismo, lo quieres limpiar, pero pasas un lienzo ¡Y lo deja peor! Para evitar que eso suceda, justamente, están estos trucos. Uno es para limpiarlo y el otro para evitar que el polvo regrese; por un tiempo, claro.

Limón para limpiar la pantalla de tu televisión

El truco para el polvo es muy simple (sólo requieres limón y una tela limpia y húmeda)

Humedece la tela o trapo en jugo de limón, escúrrelo, pásalo tanto por la pantalla como por el marco. Es importante que la tela esté húmeda y no mojada, ya que la idea es que no chorree líquido porque podría dejar manchas en la pantalla.

El limón elimina la electricidad estática que es lo que hace que el polvo se adhiera a la pantalla.

Con este truco podrás tener un monitor libre de polvo durante más días.

Agua destilada y vinagre para limpiar pantallas de tv

¿Es que hay algo que no se pueda limpiar con vinagre? Todavía no lo hemos descubierto. El vinagre es fantástico porque limpia y desinfecta cualquier superficie sin perjudicarla y de forma totalmente ecológica y natural.

Necesitarás:

  • Agua destilada
  • Vinagre
  • Trapo o tela nueva y limpia (100% algodón)
  • Pulverizador

Debes tener en cuenta lo siguiente:

Es importante que lo hagas con la pantalla apagada.

Mezcla en la botella del pulverizador mitad de vinagre y mitad de agua destilada, cierra el pulverizador y rocía sobre el trapo, nunca sobre la pantalla.

Pasa el trapo suavemente de arriba hacia abajo u horizontalmente, como prefieras.

Deja secar muy bien.

Agua y jabón para eliminar las huellas dactilares de la pantalla

Este sirve para limpiar las clásicas huellas dactilares que quedan en la pantalla. Si tienes niños en casa, sabes recomendable que yo de lo que te hablo. Necesitarás menos ingredientes, que también puedes encontrar en tu casa, como agua y jabón neutro. Humedece un paño limpio en el agua mezclada con el jabón, y pásalo por la pantalla; escúrrelo bien para que no queden gotas sobre la pantalla, ya que podría estropearla. Deja secar por completo.

Es importante que nunca limpies la pantalla con detergente, etanol, o papel de periódico como normalmente se hace con los vidrios.

Agua y un paño suave para la pantalla del portátil

Si la pantalla que quieres limpiar es la del portátil olvídate de utilizar cualquiera de los trucos anteriores, porque el tipo de material es totalmente diferente, y se daña fácilmente.

De todas formas verás que limpiar la pantalla del portátil es muy sencillo, aunque requiere un poco de paciencia.

Para empezar pon un poco de agua en un vaso o recipiente pequeño (ya que no requiererás mucha cantidad). Coge un paño de algodón o sea que esté limpio y no suelte pelusa.

Si no tienes ningún trapo así a mano puedes utilizar un trozo de papel de cocina o un pañuelo de papel, pero ten en cuenta que ambos dejarán un poco de pelusa y el experiencia no será tan bueno.

Humedece ligeramente una punta del trapo en agua y empieza a frotar suavemente, formando pequeños círculos, desde la parte superior de la pantalla hasta la parte inferior, de manera que llegues a cubrir, poco a poco, la pantalla completa.

Vete humedeciendo el trapo cuando lo necesites, pero ten cuidado de que no chorree o el exceso de agua se  puede colar por las esquinas de la pantalla estropeándola.

Frota suave pero insistentemente por toda la pantalla hasta que las huellas y suciedad desaparezcan completamente.

Puedes utilizar el mismo método para limpiar el resto del portátil, es decir, la carcasa por fuera y el espacio alrededor del teclado.

Si quieres limpiar también el teclado sólo tienes que coger una brocha o un pincel de cerdas suaves (te vale una brocha de maquillaje que no se haya usado nunca).

Pasa la brocha insistentemente entre las teclas del teclado, variando de dirección hasta asegurarte de que hayas limpiado todos los bordes de cada tecla por todos lados, arrastrando el polvo que se haya desplazado fuera del teclado con un paño suave y limpio.