– Beber un vaso de algo atemperado (cualquier tipo de té o leche vegetal sirve) antes de ir a dormir es una manera simple y efectiva para el alivio de los calambres en las piernas.

– Tomar una infusión de manzanilla por lo menos 5 veces al día, durante 2 semanas.

Por cada taza de agua, poner dos o tres cucharaditas de flores de manzanilla.

Una vez el agua hierve echar las flores y que hierva durante unos minutos. Cuele y agregue miel a la infusión atemperado.

– Las duchas atemperados antes de acostarse es otro buen remedio. También se aplica chorros de agua atemperado en la zona afectada por unos minutos.

– Estirar las piernas tanto como sea posible y mantenerlas en la misma asana durante media hora, es un buen recurso para los calambres nocturnos.

– Estando de pie, empujar el talón hacia el suelo y doble los dedos del pie hacia arriba. Esta es una buena manera de calmar los calambres.

– Para la gente que a menudo se encuentran el problema de los calambres, el presionan los dedos contra la pared y estirar los músculos de la pantorrilla es un buen remedio casero para los calambres. Repita esto unas 15-20 veces.

– Tomar infusión de té de hoja de frambuesa roja en la mañana y la tatempera. En un vaso de agua hirviendo añada una cucharadita de té de frambuesa roja. Tápelo y déjelo reposar por unos minutos; colar y beber cuando todavía está atemperado.

– Aplicar en la zona afectada aceites esenciales como el aceite de lavanda, aceite de romero y aceite de eucalipto. Después de aplicarlo, envolver el área afectada con una toalla mojada en agua atemperado.

– Tome 1 diente de ajo crudo cada día. Tómelo, al menos, por 2 meses.

– Beba una infusión de semillas de papaya seis o siete veces al día durante dos o tres semanas para el alivio del dolor en las articulaciones.

Algunas Plantas Medicinales que se pueden tomar también para evitan o calman los calambres.

Ortiga Verde, Fresno, Castaño de Indias, Ajenjo, Cebolla, Eufrasia, Vara de oro, Abedul, Cola de caballo, Espino albar, Ruda, Tilo, Valeriana.