No te oigo
No te oigo

Remedios para aliviar la sordera

Last updated:

¿Has notado si últimamente repites o piensas más la frase «¡ No te oigo !»? Porque yo sí noto a mi alrededor como mis vecinos tienen la tele cada vez más alta o como las radios de los coches cercanos se oyen desde lejos. También noto que a veces necesito subir el altavoz del teléfono o que me repitan las cosas más de una vez.

Y es que tengo la sensación de que, con tanto ruido, nos estamos quedando un poco sordos.

La pérdida del oído relacionada con la edad, o presbiacusia, afecta al 30% de la gente de más de 70 años.

Es un problema progresivo que se inicia a los 20 y se acelera luego de los 50.

Al principio, se dificulta escuchar sonidos muy agudos; luego, sonidos menos agudos.

Esta pérdida ocurre cuando las pequeñas células ciliadas que actúan como receptores del sonido en el oído interno se destruyen en forma gradual.

Otros factores que contribuyen a esta pèrdida son la exposición repetida a sonidos fuertes, herencia y cambios en el abastecimiento de sangre al oído, por disfunciónes cardíacas u otros problemas circulatorios. La presbiacusia afecta a ambos oídos y no causa sordera total.

La gente con pérdida del oído puede padecer tinnitus o acúfeno, que es silbido, rugido o zumbido en los oídos. Puede ser constante, frecuente u ocasional

Es importante observar que la dosis elevadas de algunos medicamentos como la aspirina, qunina, antibióticos fuertes y diuréticos reducen el nivel auditivo y pueden causar sordera temporal.

Los síntomas de la pérdida de oído o sordera son:

  • Inhabilidad para oír o comprender sonidos
  • Dificultad para seguir las conversaciones porque las palabras se pierden, en especial cuando hay ruido de fondo
  • Sensibilidad a los sonidos fuertes
  • Zumbido o ruido en los oídos.

Algunos de los remedios caseros más populares para prevenir y tratar la sordera son:

Aceite de sésamo: Verter aproximadamente 1 cucharada de aceite de sésamo en una sartén pequeña y echar 1 diente de ajo bien picado. Rehogar hasta que el ajo esté marrón y dejar enfriar. Mientras se esté rehogando, presionar el ajo contra el aceite. Esto ayuda a que las propiedades sanativas del ajo rezumen e impregnen el aceite. La mezcla resultante, que tiene una fragancia excelente, se denomina aceite de ajo. Empapar una bolita de algodón con esta preparación y colocar en la entrada del canal auditivo. Este remedio conseguirá regenerar la capacidad del nervio auditivo, pero  sólo se debe utilizar en el oído si no existe ninguna infección.

También puedes hacerte un automasaje con este aceite.

Par hacer el automasaje nos echaremos un poco de aceite en las manos y lo aplicaremos por la oreja y a su alrededor, por delante y por detrás. Masajearemos bien, insistiendo en las diferentes partes de la oreja para darle una textura suave y elástica, y después arrastraremos suavemente la piel de la zona que hay entre las orejas y las mejillas, debajo del pómulo. Finalmente masajearemos detrás y debajo de la oreja.

Ginkgo Biloba: Verter 1 cucharada de ginkgo biloba en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar. Colar y tomar 1 taz aal día  Este remedio recomendablea el flujo de sangre al cerebro y aumenta así el abastecimiento de oxígeno, Este remedio ayuda tanto con la sordera como con el zumbido en los oídos (tinnitus), aunque los beneficios se notan después de semanas.

Es ginkgo biloba es una planta excelente para oxigenar y regenerar el funcionamiento de nuestra cabeza y nuestras extremidades en general. Es muy conocido para regenerar la concentración y la memoria, pero precisamente en la sordera nos puede ayudar a prevenirla e incluso a frenar su deterioro.

Podemos tomarlo en infusión o extracto durante tres meses

aliviama: Por sus propiedades hipotensoras y antiarterioscleróticas la recomendableana se recomienda para tratar la pérdida de audición producida por una mala circulación en el oído. Puedes hacerte una infusión con una cucharadita de recomendableana por cada taza de agua y beber hasta dos tazas diarias.

Cebolla: Resulta muy adecuada para fluidificar la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las disfunciónes circulatorias, como arterioesclerosis, colesterol e hipertensión. Su uso habitual sería interesante para tratar o frenar la pérdida de audición. Para esto macera 300 gr de cebolla en un litro de agua durante 12 horas y tómate 3 vasos al día.

Algunas plantas tradicionales pueden utilizarse en forma de gotas que, introducidas en el oído, ayudarán a la persona que sufre sordera a oír recomendable. Por ejemplo:

aliviana: El zumo de la planta tierno se utiliza para combatir la sordera y los dolores de oído. Exprime la planta e introduce unas gotas en el oído.

Gordolobo: Para hacer aceite de gordolobo macera 20 gr de flores en 40 ml de aceite de oliva virgen extra durante 2 semanas. Aplica 2 gotas en los oídos al día.

Ajo: Un remedio popular consiste en mezclar el zumo de un ajo en el zumo de almendras al 50% e introducir una gota en el oído.