REMEDIOS PARA EL HERPES GENITAL

2
4820
remedios para el herpes genital
remedios para el herpes genital

El herpes genital es una enfermedad dolorosa, molesta y embarazosa. Y lo peor de todo es que es incurable, es decir, si te han contagiado lo sufrirás a rachas durante el resto de tu vida. Lo que sí es posible es aliviar sus síntomas, por lo que te traemos hoy varios remedios para el herpes genital que puedes utilizar si has sido infectado para que, al menos, te permitan seguir con tu vida diaria.

El herpes genital es una enfermedad de transmisión amoroso causada por el virus del herpes simple. Puede causar llagas en el área genital o rectal, nalgas y muslos. Se puede contagiar al tener relaciones amorosoes, incluso amor oral. El virus puede contagiarse aún cuando las llagas no están presentes. Las madres pueden infectar a sus bebés durante el parto.

Remedios para el herpes genital

Aplicar frío: Poner hielo picado dentro de una bolsa plástica y envolverla en un paño o tela de sábana (no se recomienda una toalla de felpa, ya que es demasiado gruesa para transmitir efectivamente el frío). Luego, aplicar esta bolsa directamente sobre el área cuando aparecen los primeros síntomas de ardor o picazón. Mantenerla allí por 15 minutos. Aplicar varias veces durante el día.

Emplasto de harina de arroz: Aplicar dos cucharadas de harina de arroz o maicena sobre el área afectada para reducir la picazón.

Limpiar bien las llagas: Tomar un baño de asiento caliente por aproximadamente 10 minutos tres veces al día para acelerar el proceso de secar las llagas. Al terminar el baño, seque la zona con un secador de pelo, con aire tibio o frío, no caliente. Esta acción resulta calmante y, tal vez, acelera el proceso de resecar las llagas.

Tambien te interesa:  ALIVIAR LOS SÍNTOMAS DEL PARKINSON

Aceite de ricino y calor:  Empapar dos pedazos de franela con una taza de aceite de ricino, luego se debe colocar sobre el estómago y cubrirlo con plástico. Luego, aplicar, por una hora, una manta térmica. Se aplica varias veces al día cuando aparece un ataque de herpes.

Té negro: Hervir dos cucharadas de té negro en una taza de agua por 10 minutos. Luego, se retira del fuego y se deja refrescar. Aplicar directamente la infusión sobre las llagas lo cual ayudará a calmar el ardor. Otra forma alternativa es usar dos bolsas de té negro mojadas y frías y aplicarlas directamente sobre las áreas afectadas.

Compresa de malvavisco: Verter 2 cucharadas de malvavisco en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Aplicar esta preparación, mediante una compresa, sobre el área lesionada. Después, extender un poco de aceite de oliva por las lesiones. Este remedio sirve para aliviar picor y elescozor de este tipo de herpes

Infusión de bardana:  Hervir un puñado de hojas de bardana frescas, previamente lavadas, en un litro de agua  durante 10 minutos.  Realizar lavados en la zona afectada con esta infusión varias veces al día.

Aloe vera:  Abrir una penca u hoja de aloe vera o sábila por la mitad y extraer la gel que contiene.  Aplicar, mediante un bastón de algodón, sobre el área afectada. Dejar que se seque y después limpiar con un paño empapado en agua tibia. Realizar este remedio varias veces al día por 4 día seguidos.  Esta planta facilita la pronta curación de las heridas y alivia el dolor causado por este tipo de herpes..

Tambien te interesa:  REGENERACIÓN EXPRÉS DEL CARTÍLAGO DE RODILLA

Regaliz: Mezclar 1 cucharada de raíz de regaliz en polvo con 1/2 cucharada de agua hasta forma una pasta.  Colocar, mediante un bastón de algodón, sobre el área  afectada y dejar puesta por 3 horas y luego enjuagar con agua tibia.  Realizar este remedio 3 veces al día hasta que el brote se haya curado.

Recomendaciones

No tocarse. Las llagas no deben tocarse, ya que si lo hace puede contagiar a otras partes del cuerpo como la boca o los ojos con los dedos contaminados. Si teme rascarse cuando está dormido, puede cubrir sus llagas con una gasa.

Evitar los ungüentos. Las llagas genitales necesitan mucha ventilación para sanar. Por ello, se debe evitar los ungüentos antibióticos, ya que bloquean el paso del aire y frena el proceso de cicatrización. Si usa una crema de cortisona, es aún peor porque puede inhibir el sistema inmunitario y fomentar el crecimiento del virus.

Usar ropa interior holgada de algodón. Como en la recomendación anterior, es fundamental que las personas que sufren de herpes genital usen solamente ropa interior que permita una buena ventilación de la piel como es el caso de tela de algodón. En cuanto a las fibras sintéticas, es recomendable evitarla. Si se usa pantimedias de nylon, se debe tratar de comprar aquéllas con puente de algodón. Si desea ponerse un traje de baño, se aconseja cortar el puente de algodón de unas pantimedias y coserlo al traje de baño.

Tambien te interesa:  FORMULA REDUCTORA DE VOLUMEN

No dañar a otros. Evitar tener relaciones amorosoes cuando hay llagas presentes, ya que el herpes resulta sumamente contagioso en esa etapa.   Cuando no se presenten llagas tal vez no contagie el virus, pero deberá emplear condón para asegurar a su pareja una mayor protección y la tranquilidad de su conciencia.

Llevar un diario del herpes. Se aconseja que las personas con herpes genital utilicen un diario y escriban allí cada vez que ocurre un brote de herpes. Esta acción puede ayudar a identificar qué alimentos, tensión emocional, medicamento le ha provocado la reaparición del herpes para así descubrir el factor desencadenante y evitarlo en el futuro.

Mantenerse seco. Es importante conservar el área genital lo más seco posible. Para ello, después de un baño o una ducha, se recomienda que las personas con herpes genital se sequen a golpecitos (es decir, no restregarse) con una toalla. Otro punto interesante es usar una toalla específica para secarse el herpes y otro para secarse el resto del cuerpo.   De esta forma no sólo se evita propagar el virus a otras partes sino a otras personas. Si la zona con herpes es demasiado sensible para secarse con toalla, se puede usar el secador manualde cabello en la posición de baja temperatura

Si una mujer está embarazada y ha contraído herpes genital, debe recibir ayuda médica inmediata, ya que los bebés que nacen con herpes pueden sufrir daños serios.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here