REMEDIOS PARA LA AMIGDALITIS

1
454
remedios para la amigdalitis
remedios para la amigdalitis

Las amígdalas son esas pequeñas bolitas que te quitaban en menos de nada si te daban cualquier problema de pequeño. Como si no valieran para nada. Si tienes la suerte de conservarlas, pero la mala suerte de que se te hayan inflamado, aquí te dejamos algunos remedios para la amigdalitis. ¡Para que te recomendablees pronto!

Las amígdalas son ganglios linfáticos que se encuentran en la parte posterior de la boca y en la parte de arriba de la garganta, y son importantes porque nos permiten eliminar las bacterias y otros microrganismos, evitando así muchas infecciones y enfermedades.

Ahora bien, a su vez, la amigdalitis surge también por un virus, al sufrir una faringitis por ejemplo, un elemento extraño que entra a través del aire, o bien por contacto directo.

¿Qué síntomas tenemos cuando sufrimos de amígdalas inflamadas?

  • Nos cuesta tragar y beber líquidos debido a la inflamación de la garganta.
  • Suele cursar con fiebre
  • El dolor de garganta suele ser muy intenso y dura más de dos días
  • Podemos también sufrir dolor de oído, porque la inflamación puede extenderse hasta nuestro sistema auditivo.
  • Cansancio, dolor de cabeza, sensación de estar “embotado”.

Remedios para la amigdalitis

  • Ajo

Uno de los recomendablees remedios naturales. Como ya sabes, el ajo dispone de propiedades bactericidas, es un gran antibiótico muy efectivo para tratar infecciones e inflamaciones como las amigdalitis. Para poder beneficiarte de esta propiedad del ajo, lo ideal es que tomes en ayunas un diente de ajo junto a un vaso de agua. Verás como poco a poco te baja la inflamación.

  • Gárgaras de limón y bicarbonato
Tambien te interesa:  REMEDIO CASERO PARA ELIMINAR LIPIDOS ACUMULADOS EN LA BARRIGA

Esta mezcla especial se alza como un potente antibacteriano y como un remedio más que perfecto para bajar la infección de las amígdalas. ¿Y cómo lo hacemos? Muy fácil, obtén el jugo de un limón, añade un vaso de agua y una cucharadita de bicarbonato. Después de removerlo, tienes que hacer gárgaras unas 5 veces al día durante 5 días. Muy fácil.

  • Gárgaras de limón y sal

Seguimos con el limón aprovechando sus propiedades antibacterianas. Otro remedio que te puede servir para las amígdalas es mezclar el jugo de un limón con agua y una cucharada de sal. Es igual que la técnica anterior, solo que en lugar de bicarbonato añadimos sal para hacer gárgaras. Es una técnica curativa muy apropiada.

  • Gárgaras de manzanilla y salvia

Maravillosas plantas medicinales muy apropiadas para bajar inflamaciones. Disponen de propiedades antisépticas y bactericidas, de ahí que podamos utilizarlas para bajar la inflamación de las amígdalas. ¿Y cómo lo hacemos? Deberás hacer una infusión con 15 gramos de manzanilla y 15 hojas de salvia. Esto te servirá para hacer casi un litro. Dejamos hervir y después permitimos que repose 10 minutos. Tómate esta infusión cuatro veces al día muy poco a poco. Procura que no esté muy caliente.

  • Gárgaras de orégano
Tambien te interesa:  2 recetas para prevenir los bloqueos del corazón

¿Conocías este remedio? El orégano es un buen antiséptico y un gran anti-inflamatorio. Es en realidad algo muy clásico para tratar la amigdalitis. Para prepararlo sólo tendrás que poner media cucharada de orégano en una taza de agua, calienta y deja que repose. Lo colamos y podemos tanto hacer gárgaras como tomarlo en infusión a lo largo del día.

  • Gárgaras de romero

El romero es un buen antiséptico, reduce el dolor, la inflamación, las infecciones… esencial que cuentes con este sencillo remedio si sufres de amigdalitis. Para prepararlo vas a necesitar varios ingredientes, toma nota: media tacita de vino blanco, dos cucharadas de miel y dos ramitas de romero. Llévalo todo al fuego para que cueza, para que hierva. Luego colamos este preparado y hacemos gárgaras con este remedio tres veces al día, pero recuerda, ha de estar tibio, nunca caliente.

  • Emplasto con hojas de salvia

Hacer un emplasto con hojas de salvia muy calientes. Aplicar directamente éste sobre la garganta y envolver con un pañuelo con el fin de que el calor se mantenga el mayor tiempo posible. Tan pronto se enfría, sustituir por otro. Al mismo tiempo, hacer gárgaras de salvia hasta que se sienta recomendable.

  • Miel y vinagre de manzana
Tambien te interesa:  DI ADIOS A LOS HERPES EN MENOS DE 24 HORAS

Mezclar los siguientes elementos 1 cucharada de miel, 1 cucharada de sidra (vinagre) de manzana y 8 onzas de agua tibia. Luego, tomar lentamente en sorbos sin que se enfríe.

  • Zumo de zanahoria y fresas

Preparar un jugo curativo con el jugo de 3 zanahorias, 1/2 taza de agua y 6 fresas picadas. Para ello, se debe licuar los ingredientes por 3 minutos y beberlo.

  • Cataplasma de yogurt

Envolver el contenido de 1/2 taza de yogurt natural en una servilleta de tela con varios dobleces. Exprimir la servilleta como si fuera un torniquete para que el yogur sobrante salga de la tela. Aplicar alrededor de la garganta y después colocar otra servilleta encima con el fin de sostener la cataplasma. Mantener puesta durante 3 a 4 horas. Pasado este tiempo, renovar la cataplasma. Esta operación se realiza durante dos días.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here