AMIGDALITIS
AMIGDALITIS

Combatir la amigdalitis de forma natural es sencillo y no necesitarás consumir fármacos recetados. Es una de las enfermedades más comunes y nuestro cuerpo suele desarrollar resistencia a la medicación por lo que te aconsejamos intentar siempre con remedios caseros.

La amigdalitis es una inflamación de las amígdalas causada por una infección viral o bacteriana. Las amígdalas son ganglios linfáticos ubicados en la parte posterior de la boca, cerca de la garganta. Su función es la de eliminar microorganismos infecciosos y prevenir enfermedades.

Dicha infección puede extenderse a otras partes y provocar una faringitis e irritar mucho la garganta. Para solucionar el problema, los médicos recetan potentes antibióticos de alto espectro que acaban con esa infección y mucho más, perjudicando al organismo con el paso del tiempo. Los síntomas más comunes son:

Dolor y ardor al deglutir.

Sensibilidad en la mandíbula y en la garganta, con posibles punzadas hacia los oídos.

Dolores de oído.

Cefaleas.
Fiebre y escalofríos.

Debilidad.

Dolor de garganta persistente, por más de 48 horas.

Tambien te interesa:  ¿ ALERGIA A LAS PICADURAS DE INSECTOS ?

Cuando las infecciones son muy repetitivas, muchos médicos aconsejan extirpar las amígdalas a través de una cirugía. Aunque esta es una medida muy común, actualmente ya no se recomienda esta práctica. Nosotros, además, apostamos a las curas naturales proveyéndonos de todo lo que la naturaleza nos brinda. Hoy te contamos cómo realizar un remedio casero para combatir la amigdalitis y el dolor de garganta.

Sirope casero para combatir la amigdalitis.

Esta receta para preparar tu propio sirope es antigua y sumamente efectiva. Con este tratamiento el dolor acaba en un plazo de 5 horas, aunque se debe continuar para acabar con la enfermedad de raíz. Podrás realizarla con ingredientes presente en tu cocina y no necesitarás de mucho tiempo.

El jarabe de comino para combatir la amigdalitis se prepara con los siguientes ingredientes:

80 gr de semillas de comino.

250 ml de agua pura.

1 cucharada de coñac (también puedes utilizar whiskey o whiskey con miel).

Preparación:

En una cacerola agrega 200 ml de agua y las semillas de comino.

Tambien te interesa:  NO SIGAS USANDO SUAVIZANTES DE ROPA

Lleva a fuego medio y deja hervir por 15 minutos aproximadamente, o hasta formar una preparación espesa de color negruzco. Para guiarte: debería tener el color del café y la consistencia de una jalea.

Apaga el fuego, cuela el preparado y añade los 50 ml de agua restantes.

Para finalizar este jarabe para combatir la amigdalitis, lleva nuevamente al fuego y deja hervir por dos minutos más.

Apaga el fuego, agrega el coñac y deja templar.

Conserva en un recipiente hermético de vidrio. Puedes refrigerar o dejar en un lugar fresco y seco.

Tratamiento:

Consume una cucharadita de la solución, cada media hora, por 4 horas (serán en total 9 cucharaditas). Durante las primeras dos horas sentirás un significativo alivio pero en 5 horas los síntomas habrán desaparecido por completo. Luego, consume una cucharadita cada 6 horas.

Después de 3 días abandona el tratamiento y analiza tu estado de salud. Puedes complementar el tratamiento con algún caramelo medicinal. Si deseas realizarlos en casa, creemos que te interesará el siguiente artículo: “Prepara tus propios caramelos medicinales en casa”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here