SIDRA DE FUEGO: DESCONGESTIONANTE NATURAL

2
6
SIDRA
SIDRA

Sidra de fuego: Descongestionante natural protege sistema circulatorio y combate infecciones.

Si hay un remedio casero que puede prevenir y ayudar a curar los síntomas del resfriado e incluso la gripe, es la sidra de fuego (vinagre potenciado). También conocido como vinagre de fuego, esta medicina popular tiene una larga historia de uso en el mundo de la curación a base de hierbas. Existen algunas variaciones de esta receta, pero los ingredientes más comunes son: vinagre de sidra de manzana; raíz de jengibre, cúrcuma, rábano picante, cebolla, ajo, pimientos jalapeños, limón y cayena en polvo.

Esta combinación de ingredientes funciona mediante la descongestión, excitando el sistema circulatorio y calentando el cuerpo. Muchos de los ingredientes también tienen propiedades anti-virales, anti-bacterianas y anti-microbianas que han sido reconocidos por estudios científicos.

Receta: Cómo preparar la sidra de fuego (vinagre potenciado)

Principales ingredientes de la sidra de fuego y algunos de sus beneficios:

Vinagre de sidra de manzana: El vinagre de manzana tiene un alto contenido de ácido acético, un fuerte agente antimicrobiano capaz de matar bacterias y otros patógenos. Pero su principal razón de estar en la sidra de fuego es, en realidad, sus propiedades antihistamínicas, que también funcionan como un descongestionante natural.

Muchos médicos naturistas recomiendan tomar una cucharadita de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua al experimentar los primeros síntomas de un resfriado y otras infecciones de los senos o, como preventivo durante las temporadas de gripe y resfriado. El vinagre de manzana orgánico Bragg, sin procesar es una de las marcas más populares, y el que yo uso personalmente.

Tambien te interesa:  LOS OJOS Y SUS CONFLICTOS EMOCIONALES

Jengibre: El jengibre se ha estudiado desde hace miles de años en las culturas asiáticas y se utiliza para combatir las infecciones. Recientemente se está volviendo más popular en la dieta occidental, a menudo se toma en forma de té por su efecto antibacteriano. Un estudio del 2010 comparó un fuerte extracto de hojas y raíces de jengibre con los antibióticos cloranfenicol, ampicilina y tetraciclina. El jengibre mostró mayor actividad antimicrobiana contra la faringitis estreptocócica. El estudio concluyó que el jengibre puede ser utilizado con éxito para combatir infecciones.

Un estudio del 2002 también encontró que el jengibre tiene un valor terapéutico contra los síntomas del tracto respiratorio, el goteo nasal y la tos.

Cúrcuma: La curcumina, el principal componente activo de la cúrcuma, se ha estudiado y utilizado por sus propiedades anti-inflamatorias, antioxidantes y antivirales por más de 4,000 años. Sus propiedades antivirales han mostrado un gran potencial en la lucha contra los resfriados y la gripe. Los investigadores han estado buscando alternativas naturales eficaces para luchar contra la gripe.

Tambien te interesa:  TÉ DE LIMONCILLO PARA COMBATIR SINUSITIS Y CONGESTIÓN NASAL

Un artículo del 2009 encontró que la curcumina tiene la capacidad de reducir la replicación viral del 90% de las células o más, que han sido infectadas por el virus. Al ser un potente antioxidante, la curcumina también es capaz de combatir los radicales libres, que son extremadamente perjudiciales para el sistema inmunológico. Mantener el sistema inmunológico funcionando correctamente es la mejor manera de prevenir enfermedades, por lo tanto, consumir cúrcuma antes de que los síntomas de resfriado o gripe aparezcan nos funciona como un remedio natural preventivo.

El rábano picante: Tradicionalmente el rábano picante se ha utilizado por sus propiedades antibacterianas, antibióticas y contra la mucosidad. Incluso se ha aprobado para el tratamiento terapéutico de infecciones respiratorias, resfriados, dolor de garganta y sinusitis por la Comisión E de Alemania (similar a lo que es la FDA en los EE.UU.). Investigadores alemanes en el 2012 han llevado a cabo un estudio doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo, que demostró que el rábano picante (junto con la capuchina) trata con éxito las infecciones respiratorias.

Cebolla: Desde la medicina popular europea hasta la Ayurveda, la cebolla tiene una larga historia de uso para aliviar la tos y la lucha contra las infecciones. Una de las potentes capacidades de la cebolla es la de eliminar toxinas y gérmenes del aire. En el siglo pasado era una tradición conocida el colgar cebollas cortadas en un calcetín o poner piezas de la misma en una placa cerca de la persona que estaba enferma de un resfriado o gripe.

Tambien te interesa:  BEBIDA PARA PONER FIN AL DOLOR DE HUESOS

Ajo: El ajo, con sus más de 200 sustancias químicas (especialmente alicina), es capaz de matar las bacterias y los parásitos. Sus componentes, tales como el azufre y bioflavonoides, ayudan a proteger el cuerpo contra las enfermedades e infecciones. En muchos casos, es capaz de combatir las bacterias que son resistente a muchos medicamentos.

Jalapeños y cayena: Cualquier comida picante ayuda a la nariz para que drene la mucosidad – una parte importante para restablecernos. El tener los pasajes nasales bloqueados debido a la sinusitis o resfriado puede conducir a una infección adicional. El jalapeño, pimienta roja u otros tipos de pimientos picantes son una gran ayuda para la limpieza de las cavidades de la nariz y los senos. Su componente activo, capsaicina, es también un potente agente antibacteriano.

Limón: El limón ayuda a diluir el moco, lo que desbloquea el sistema respiratorio. También cambia el nivel de pH del cuerpo, lo que puede hacer que sea menos hospitalario para los virus y las bacterias.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here