SÍNDROME ELEVADOR DEL ANO

3
94
ANO
ANO

El síndrome del elevador del ano es un dolor episódico en el recto causado por espasmo del músculo próximo al ano (el músculo elevador del ano).

Este síndrome ano-rectal está entre los más enigmáticos que afronta el especialista en proctología. El dolor ano-rectal descrito como molestia sorda o presión que empeora al sentarse y puede desaparecer al ponerse de pie se conoce como síndrome del elevador. El dolor puede caracterizarse también por ardor constante, y los pacientes describen a menudo la sensación de que “se sientan sobre una pelota”.

El dolor puede referirse (extenderse) también hacia las regiones glúteas. No se encuentra un factor causal durante la exploración física, pero el dolor se puede desencadenar después de traumatismo, como sucede en caso de tacto rectal doloroso o de parto. Los viajes largos en automóvil pueden precipitar este dolor, del mismo modo que las operaciones ginecológicas o urológicas. Las mujeres con este problema superan en gran número a los varones, y hay dudas sobre la influencia psicológica, puesto que este síndrome suele ocurrir en personas muy ambiciosas o ansiosas.

Tambien te interesa:  SECRETO PARA UNA VAGINA MÁS JOVEN

La exploración física es negativa, salvo por hipersensibilidad ocasional en el músculo elevador que se desencadena durante la palpación. La palpación del músculo elevador puede reproducir también el dolor. Este músculo puede dar la impresión de cordón o banda, y muchas veces es más sensible a la izquierda que a la derecha.

No se ha logrado identificar la causa de este trastorno, pero se considera que está relacionado con espasmo del músculo elevador. El tratamiento se inicia con la eliminación de las otras causas del dolor ano-rectal.

Muchos pacientes se tranquilizan al saber que no tienen cáncer. En nuestra experiencia, el mejor tratamiento consiste en la tracción del músculo elevador del ano con el paciente en posición genu-pectoral.

La proctalgia fugaz (dolor fugaz en el recto) y la coccigodinia (dolor junto a la rabadilla o coxis) son variaciones del síndrome del elevador del ano. El espasmo del músculo causa dolor que de modo característico no se relaciona con la defecación. El dolor suele durar menos de 20 minutos, ser breve e intenso o un dolor vago en el recto. Puede producirse de modo espontáneo o al sentarse y puede despertar a la persona durante el sueño. La persona afectada tiene la impresión de que se podría aliviar mediante la expulsión de gas o una deposición. En casos graves, el dolor puede persistir durante muchas horas y repetirse con frecuencia. El paciente puede tener que soportar varias operaciones sin éxito para aliviar estos síntomas.

Tambien te interesa:  CONSEJOS PARA QUEMAR 600 CALORÍAS AL DÍA

Diagnóstico del síndrome del elevador del ano

El médico realiza una exploración física del paciente para descartar otras enfermedades dolorosas del recto (como hemorroides trombosadas, fisuras o abscesos). A menudo la exploración física es normal, aunque el músculo puede estar sensible o contraído. En algunos casos, el dolor se produce por trastornos lumbares o prostáticos.

Tratamiento

El médico debe explicar al paciente la naturaleza benigna de este trastorno. Un episodio puede aliviarse mediante la expulsión de gas o la defecación, con un baño de asiento o un calmante suave (como la aspirina).

Cuando los síntomas son más intensos, puede realizarse una terapia con estimulación electrogalvánica, en la que se somete el músculo a una corriente de alto voltaje mediante una sonda introducida en el ano. Esta estimulación ayuda a calmar los espasmos musculares.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here