Stop quemaduras: bronceador casero

Last updated:

Normalmente aunque nos pongamos protectores solares o bronceadores, las primeras veces de tomar el sol en vez de ponerte moreno, acabas rojo como un tomate,… de lo mas típico!

Pero nosotros tenemos una formula casera y natural, totalmente infalible para evitar el típico «rojo guiri» que te durara hasta despues de pascua.

¿pero como lograr estar morenos a la primera y sin usar autobronceadores?

Hay varias fórmulas para elaborar tu propio bronceador casero, pero aquí tienes una «receta» con zanahoria, aceite de oliva y miel.

Ingredientes para fabricar el bronceador casero:

3 zanahorias.
3 cucharadas de aceite de oliva.
1 cucharada de miel.

Una vez tengas dichos ingredientes, para hacer el bronceador casero debes seguir estos pasos:

Corta en rodaja las zanahorias.

Mételas en una batidora.

Añade 3 las 3 cucharadas de aceite de oliva.

Y luego la cucharada de miel.

Cuando ya lo tengas todo en la batidora, lo licuas hasta obtener una loción uniforme y homogénea —como el resto de bronceadores, e incluso protectores solares.

Recomendamos antes de aplicar el bronceador casero:

No obstante, si vas a estar todo el día expuesto al sol, debes tener en cuenta que no tiene un bloqueador solar.

Es decir, cabe la posibilidad de quedar demasiado expuesto a las consecuencias que tiene una severa exposición solar.

Además, es importante que recuerdes que no debes llevarlo puesto durante más de 1 hora sin ninguna base previa

Importante:

Recomendamos que te pongas un protector solar 30 minutos antes de utilizarlo.

Como para los geles desinfectantes hechos en casa, siempre debes extremar las precauciones y utilizarlos excepcionalmente.

Por ejemplo, no debes aplicarlo en zonas sensibles o demasiado expuestas como la cara o el cuello.

Y menos si vas a estar todo el día tomando el sol, cosa que te decimos que no hagas, pero sabemos que vas a estar todo el día en la playa, que para eso estamos en pascua.

Por favor, usa la sombrilla.

Si no haces caso y acabas quemándote, te recomendamos estos bálsamos solares caseros que te ayudaran a aliviar el rojo tomate.

Receta Bálsamo solar casero:

150 ml de aceite de avellanas, almendras dulces, aceite de oliva, jojoba, sésamo o aguacate
50 ml de manteca o aceite de coco
100 gr de taza de manteca de cacao o de karité (para dar una consistencia más sólida a la crema, lo puedes omitir)

Gel natural de aloe vera
Aceites esenciales como por ejemplo zanahoria o lavanda que resultan de gran ayuda para la piel a la vez que protegen.

Elaboración:

Pon al baño María la manteca de cacao o la de karité, cuando se derrita retíralo y añade el aceite que hayas elegido y mezcla bien. Añade el aloe vera y si lo prefieres el aceite esencial (entre 30 y 50 gotas). Así te quedará una consistencia más sólida.

Si quieres una consistencia de un aceite simplemente mezcla alguno de los aceites (avellanas, almendras….) con el aloe vera y con un aceite esencial.

Es recomendable volver a aplicar después de nadar o sudar, y cada 3 ó 4 horas

Almacena en un lugar fresco, seco o en el refrigerador

Otras formas más rápida de calmar tu piel despues del sol:

Simplemente aplicando aceite de avellanas, coco, almendras, oliva o jojoba directamente podemos proteger nuestra piel.

Opta siempre por aceites sin refinar, obtenidos por presión en frío y ecológicos.

Aloe vera essential oil on tropical leaves background

Aplicar directamente gel aloe vera natural sobre la piel.

Ultimo truco, ponlo media hora antes en la nevera y al estar fresquito notaras un alivio mucho mas rápido.

Va de fabula!