INCONTINENCIA
INCONTINENCIA

La incontinencia es la inhabilidad de retener las heces o el incontrolable impulso de orinar al estar sentado, de pié, al reírse o estornudar.

Esto afecta principalmente a las mujeres y el rango de edad comienza a la sorprendente edad de los 20 años y sigue hasta el fin de la vida, con un gran incremento después de los 40 años, en las personas afectadas.

Tipos de incontinencia

Hay muchos tipos de incontinencia.

La más común es la “Incontinencia Urinaria de Esfuerzo” y se relaciona con una presión sobre la vejiga, ya sea sentado, al reírse, estornudar o toser.

Este tipo de incontinencia ocurre principalmente después del nacimiento, como experiencia de algún daño o malformación de los músculos pélvicos durante el embarazo. Los músculos pélvicos son los que mantienen tu uretra cerrada.

La otra causa puede ser una inflamación de la próstata (en los hombres), nervios afectados después de una enfermedad o derrame cerebral, cáncer, cálculos en la vejiga, o esclerosis múltiple.

Terapia Herbal para la incontinencia

Semillas de Ginkgo Biloba: pueden actuar como un tónico para los riñones y vejiga. Ha sido usado para la incontinencia y la orina excesiva.

Cola de Caballo: en forma de infusión (té) o en suplementos tiene maravillosas propiedades tonificantes y astringentes, las que ayudan a los músculos del suelo pélvico a fortalecerse.

El Té Golden Lock: en forma de té, ayuda a estabilizar los riñones, previene la fuga de fluidos apretando los músculos. Puede ser útil contra le eyaculación precoz, impotencia u orina frecuente. Debe ser evitada al comienzo de un resfrío o los síntomas de la gripe.

Minerales

Fibra: ayudará a prevenir la constipación y la tensión. Ambas están vinculadas a un debilitamiento de los músculos del suelo pélvico. Esto ayudará a aliviar la carga sobre tus músculos.

Agua: mientras más uses tu vejiga, más fuertes se pondrán tus músculos.

Ejercicios Físicos

Ejercicios de Kegel

Probablemente los ejercicios para los músculos del suelo pélvico más conocidos son los Ejercicios de Kegel. Estos ejercicios implican la flexión de los músculos del suelo pélvico, asegurando que tu vejiga y uretra trabajen como deben hacerlo. A las mujeres jóvenes les resulta más fácil que a las mayores, o las que han dado a luz.

El puente

Otro ejercicio que puedes usar es “El Puente”. Acuéstate de espalda, los pies en el suelo y las rodillas dobladas apuntando hacia el techo. Levanta las caderas del suelo, de modo que que los pies y hombros sostengan el volumen de tu cuerpo, el abdomen debe estar recto desde las rodillas, por debajo de los muslos hasta el pecho.

Sentadillas de Pared

Apóyate en una pared con los pies a 45 cms. de distancia de la pared. Luego “siéntate” como si estuvieras en una silla. Mantén tus muslos paralelos al suelo y tus rodillas sobre los tobillos. Usa la espalda y las piernas para sostener tu cuerpo.

Saltos de Tijera

Y por último y no menos importante estos ejercicios para controlar la incontinencia.

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia informativa.
Tambien te interesa:  EXPULSA LAS PIEDRAS DEL RIÑÓN CON ESTA RECETA DE MI ABUELA

1 Comentario

  1. Es increíble todo lo que el reino vegetal nos ofrece y que poco conocemos de él. Gracias por acercarnos estos remedios naturales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here