Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

TU HORNO COMO NUEVO

Toca limpiar el horno. El horno es ese electrodoméstico que utilizamos muy a menudo pero limpiamos de tarde en tarde (o de mes en mes…). Pues es hora de ponerse manos a la obra. Y si tu problema es que te dan alergia o te hacen daño los productos químicos te has quedado sin excusas. Con nuestros consejos de hoy deja tu horno como nuevo con productos naturales.

Lo más recomendable es limpiar el horno después de cada uso, incluso cuando todavía no ha acabado de enfriarse. Limpiarlo en ese momento con un estropajo suave y detergente lavavajillas común es suficiente para mantenerlo en buen estado.

Pero claro, apenas tenemos tiempo de meter todo en el lavavajillas como para ponernos a limpiar el horno cada vez.

Y cuando nos ponemos los limpiadores de horno están llenos de tóxicos que luego nos comemos, por no hablar de los vapores que provocan y el olor que impregna nuestra casa entera durante su uso. Así que, para evitar todos estos problemas, contaremos con bicarbonato de sodio y vinagre para su limpieza.

La limpieza del horno la haremos en dos pasos: en primer lugar el propio horno y luego la ventana.

Elementos para la limpieza:

Agua
Botella de spray

Bicarbonato de sodio
Limón
Vinagre
Un pequeño cuenco

Así es como se hace:

El horno:

Quita las rejillas del horno.

Mezcla unas cuantas cucharadas de bicarbonato de sodio con un poco de agua y limón en un recipiente. El objetivo es mezclar los ingredientes hasta obtener una pasta que se pueda untar
fácilmente en las superficies que requieren limpieza.

Unta con la pasta todo el interior del horno. El bicarbonato de sodio se vuelve marrón.

Deja reposar durante toda la noche. El bicarbonato de sodio requiere por lo menos 12 horas para hacer su magia.

Al día siguiente coge un trapo húmedo y quita la mayor cantidad de bicarbonato de sodio como sea posible de las paredes del horno.

Pon un poco de vinagre en una botella de spray y luego rocíe todas las superficies donde se sigue viendo residuos del bicarbonato de sodio.

Limpia con un trapo húmedo.

Enjuaga los trapos usados poniéndolos con la rejilla en el horno, de esta forma se secarán en el siguiente paso.

Enciende el horno a una temperatura baja, 150 grados por ejemplo, durante 15 a 20 minutos para que se seque.

Si no tienes bicarbonato de sodio a mano puedes sustituirlo por levadura en polvo.

La levadura en polvo al contacto con el vinagre surtirá el mismo efecto de limpieza en lipidos.

Otra opción para limpiar el horno sin utilizar productos químicos es utilizar limón y  sal.

Para limpiar fácilmente tu horno, corta dos limones por la mitad y exprime su jugo. Posteriormente viértelo en una cacerola e introdúcela en el horno. Programa el horno 30 minutos a 250ºC. Pasado este tiempo puedes retirar la cacerola y limpiar las paredes del horno con un trapo.

Se quitará la mayor parte de lipidos del horno. Si crees que requiere más limpieza utilizaremos sal y después vinagre.

Para empezar mezcla en un recipiente medio litro de agua y 250 gramos de sal. Posteriormente extiende esta mezcla por las paredes del horno, especialmente en aquellas áreas donde notes manchas y salpicaduras de alimentos. Deja actuar el producto de 15 a 20 minutos y enjuágala con ayuda de una esponja húmeda.

Posiblemente queden restos de olor después de hacer este método de limpieza. Para eliminar esos olores desagradables realiza una mezcla de ½ litro de vinagre de vino blanco y 250 gramos de sal. Mezcla los dos ingredientes hasta que la sal se diluya completamente y coloca la mezcla en un spray. Rocía las paredes del horno y déjalo actuar unos minutos. Por último retira los residuos con una esponja húmeda.

La ventana:

Coge el bicarbonato de sodio y añadir un poco de agua para obtener una pasta espesa.

Aplica la pasta en la ventana.

Deja reposar durante 30 minutos.

Usa un trapo para limpiar la ventana.

El experiencia es realmente alucinante. Un horno limpio y sin envenenar a nadie.

Consejos adicionales para la limpieza del horno:

No te preocupes acerca usar bicarbonato de sodio en exceso. Cuanto más uses, más fuerte es la reacción química entre el bicarbonato de sodio y el carbón.

Si tu fregadero no es lo suficientemente grande como para dejar remojando las rejillas del horno, utiliza la bañera en su lugar. Sin embargo, tendrás que limpiar la bañera después.

Limpia los derrames horno mientras están todavía calientes para evitar el apelmazamiento y la carbonización.

Mantén siempre alejados a los niños.

Utiliza guantes para evitar dañar la piel de tus manos y no estropearte las uñas.

Ten la cocina bien ventilada. Abre ventanas y puertas también si es posible.

Atención!! Estos post son meramente informativos…

Nuestra intención es de informarte y no de sustituir a tu medico de cabecera. Recuerdalo: El tiene siempre la ultima palabra.

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo requiere. Nosotros solo te damos un punto de referencia para que puedas conocer lo que te esta pasando.

La Red de blogs Barcelona Alternativa es una serie de 6 blogs de temática natural y técnicas para sanar de forma no-intrusiva. contiene artículos de remedios, terapias, nutrición, conciencia, emocional, salud, remedios, bioconstrucción y muchos mas artículos… con mas de 5000 post publicando desde el año 2009.

Desde aquí os damos las gracias por acompañarnos durante tantos años. Conoce mis otros Blogs: