La nevera es donde guardamos la comida. ¿Necesitas alguna otra razón para tenerla impecable? Y el caso es que, como siempre está llena de comida (afortunadamente) es difícil encontrar el momento de limpiarla. Y luego están los limpiadores de supermercado, que siempre te dejan un olor a hospital o insecticida que, la verdad, no parece muy sano. Así que, como alternativa, deja tu nevera impecable con productos naturales y que te costarán muy poco.

Si tu nevera es de acero inoxidable deberás prestar atención a la hora de limpiarla, ya que algunos limpiadores pueden resultar demasiado abrasivos y estropear dicha superficie. Por ello, te recomendamos limpiar tu nevera con aceite de oliva, de forma que no perjudicarás el acero inoxidable y además ayudarás a ocultar los arañazos o marcas, así como aumentarás el brillo de tu nevera.

Asimismo, otro truco que también puedes usar una mezcla de vinagre blanco y agua como limpiador de tu frigorífico de acero inoxidable en una proporción de 3/4 de vinagre y 1/4 de agua. Usa una botella con aerosol o spray para facilitar la limpieza.

Limpieza del interior

Un práctico truco para limpiar la nevera y, especialmente, la parte interior consiste en disolver bicarbonato sódico en agua tibia; con la ayuda de una bayeta, limpia estanterías, cajones y paredes del frigorífico.

Tambien te interesa:  Aprende a hacer tus velas con aceite reciclado.

De la misma forma que con el limón o vinagre, el bicarbonato es un producto natural muy usado en la limpieza para sustituir detergentes y limpiadores.

Lo ideal, naturalmente, sobre todo si tu nevera es combi, es que una vez al mes puedas desenchufarla y limpiarla a fondo.

¿Cómo? Pues siguiendo estas indicaciones:

En primer lugar, cabe destacar que a la hora de hacer una limpieza a fondo de la nevera será necesario vaciarla y desenchufarla. De esta forma, si tienes un frigorífico tipo combi, es decir, que une nevera y congelador deberás prosanar consumir los alimentos que allí tengas para que no se estropeen o proceder a descongelar el congelador.

Hecho esto, deberemos sacar las baldas o estanterías del interior de la nevera y las lavaremos en el fregadero con un estropajo suave o bayeta, previamente mojado y con jabón para fregar platos. Asimismo, en caso de que tu nevera disponga de ellos, deberás retirar los cajones o cubetas para proceder a su limpieza.

Con una bayeta jabonosa, también deberás limpiar las gomas y juntas de la puerta de tu frigorífico. Estos rincones son propensos a acumular suciedad, por lo que deberás prestar especial atención para eliminar cualquier resto

A continuación, deberás fregar el interior de la nevera para que quede completamente limpia. Para ello, te recomendamos usar también un estropajo suave o bayeta mojada; aunque puedes usar productos limpiadores, sugerimos el uso de limpiadores naturales como limón o vinagre. De esta forma, evitarás que tu frigorífico se impregne del olor -desagradable normalmente- de productos químicos.

Tambien te interesa:  Como hacer que tu casa huela siempre bien.

Asimismo, deberás asegurarte de que tu frigorífico también quede limpio por fuera. De esta forma, tendrás que retirar los imanes que puedas tener en la puerta o laterales de la nevera y fregarla con una bayeta húmeda.

Asimismo, una vez tengas la nevera limpia, puedes elaborar un ambientador de nevera casero para que atrape los olores y conservar así el frigorífico en las recomendablees condiciones. Para ello, puedes usar también productos naturales como el café, el bicarbonato o el limón.

En la parte del congelador, una vez que se haya descongelado todo el hielo, lava de manera rápida todo el interior del refrigerador con una solución de 1 taza de agua caliente con 2 cucharadas grandes de bicarbonato de sodio.

Procede secando todo, y luego coloca varias tostadas muy quemadas sobre los estantes. Las tostadas neutralizarán el olor malo de manera sorprendente.

Para limpiar el exterior del refrigerador simplemente utiliza un paño húmedo con crema de limpieza. Repite esta operación todas las semanas.

Cuando esté todo limpio mezcla vinagre y agua oxigenada en una botella con difusor y, tras mezclarlo bien, echa por toda la nevera y el congelador y limpia con una bayeta húmeda y abundante agua limpia. De esta forma además de limpiar la nevera y el congelador los desinfectarás de forma natural.

Tambien te interesa:  TOALLAS COMO NUEVAS!

Utiliza también esta mezcla para los cajones y cubetas.

Para limpiar las gomas de la nevera debes mojarlas con el cepillo de dientes para después frotar concienzudamente con la pasta de dientes en todas las gomas. Después, aclararemos con una bayeta limpia y agua. Es importante que la bayeta no esté usada para que las gomas no absorban el olor.

Una vez todo limpio y desinfectado vuelve a colocarlo en su sitio.

Y ya puedes volver a llenar la nevera con la comida que quieras conservar.

Para que la nevera te dure más tiempo limpia recuerda que siempre que se te derrame algo o se manche con alguno de los alimentos que guardes en ella te conviene limpiarla enseguida con una bayeta, limón y vinagre. De esta forma la comida no se contaminará con con los restos que se estropeen.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here