Este ungüento de chile incluye la creación de bálsamo hecho a base de chiles rojos picantes. Una investigación demostró la efectividad de su uso para buscar un alivio o reducción del dolor en disfunciónes que producen inflamación.

La investigación demostró que, entre más picante es la variedad del pimiento, más efectivo parece ser el tratamiento ya que su poder de absorción y la capscina que contiene puede incluso llegar hasta los huesos inflamados. La variedad de chile picante conocida como “tepin” fue la ganadora en el estudio.

Las partes del cuerpo que mas se beneficiaran de este ungüento casero muy fácil de preparar serán: las articulaciones más afectadas suelen ser las de las rodillas, dedos de los pies, de las manos, las muñecas, codos y hombros.

Ahora bien… ¿Cómo usar el ungüento de pimentón?

En base a la lectura y los testimonios de personas que utilizaron el chile picante para el alivio de la artritis, comentaron que se puede experimentar una ligera sensación de calor al colocar la pasta sobre la piel, se supone que debe de ser algo bastante tolerable; llegando prácticamente a inmunizarse en un período de una semana.

Las personas que usaron el tratamiento también hacen sus sugerencias en cuanto a la aplicación: hablan de que lo mas recomendable es hacerlo dos veces al día durante una semana antes de esperar ver algún alivio. Recuerda además mantener la mezcla tan alejada como sea posible de las zonas sensibles del cuerpo.

Tambien te interesa:  PON 4 RODAJAS DE TOMATE EN UNA MACETA Y ESPERA

Receta del ungüento de chiles picantes

• 2 tazas de aceite de coco o aceite de oliva (extra virgen en ambos casos)
• ¼ de taza de cera de abeja
• 1 cucharada de chile habanero en polvo o cualquier otro que pique mucho

Paso a paso

• Agrega el aceite y la cera de abeja en una olla antiadherente y calienta a fuego medio.
• Sírvase de una cuchara de madera para integrar y ayudar a derretir los ingredientes.

• Inmediatamente añada el polvo de chile habanero y revuelva.
• Introduzca la mezcla bien caliente en un frasco con tapa hermética.

• Deje reposar la mezcla hasta enfriar sin colocar la tapa.

Si una vez fría, guardas la mezcla en el refrigerador, esta puede durar hasta un mes. Utiliza un frasco de boca ancha para facilitar la aplicación del producto.

Otros consejos

En caso de sufrir alguno de estos tipos de inflamación, puedes encontrar alivio practicando ejercicios, pero, si lo prefieres, puedes complementar con remedios caseros para el dolor. Por ello, en este artículo te damos estos consejos adicionales.

El agua del mar es altamente beneficiosa para las personas que sufren inflamación debido al yodo que contiene. Si no puedes ir a la playa porque hace frío o vives lejos, puedes preparar un baño con agua caliente y una taza de sal, verás como te alivia el dolor en poco tiempo.

Mantener una dieta sana es fundamental para aliviar el dolor que produce la inflamación.

Numerosos estudios demuestran que incluir alimentos ricos en omega 3, como la linaza, en la dieta, además de frutas, verduras, cereales, granos y semillas, entre otros, ayudan a reducir la inflamación. En este sentido, hay algunos alimentos más destacados como el ajo y las cerezas. Intenta comer tres dientes de ajo al día, varias cerezas e incluir las semillas de linaza molidas en tus platos, como las ensaladas.

Tambien te interesa:  Remedios caseros para los calambres en las piernas

Otro remedio natural muy eficaz para tratar la inflamación es el perejil. Calienta un litro de agua y tres o cuatro cucharadas de perejil, cuando hierva retírala del fuego y déjalo enfriar durante 20 minutos, más o menos. Pasado el tiempo, cuela el agua y resérvala en una botella de plástico, por ejemplo. Deberás tomar media taza de esta agua de perejil antes de cada comida.

En la línea de la alimentación, los zumos vegetales, como zanahoria, berro, nabo, espinaca o remolacha, son un remedio natural muy efectivo para las personas con inflamación. En especial hay uno que es altamente beneficioso, el apio. Gracias a sus propiedades diuréticas, desintoxicantes, depurativas entre otras, supone uno de los recomendables remedios caseros. Prepara zumos de apio o inclúyelo en tus caldos y verás como la inflamación disminuye.

La manzanilla es una de las plantas más beneficiosas para aliviar la inflamación, sobre todo cuando se producen inflamaciones notables, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas. Para tratar la inflamación es recomendable preparar una loción con ella y untarla en las partes afectadas. Así, coge 100g de manzanilla y mézclalo con 250 ml de gérmen de trigo, tapa el recipiente y déjalo macerar durante 15 días en un lugar cerrado y oscuro, pero libre de humedad. Pasados los días, ya puedes colarlo y utilizarlo a modo de crema.

Tambien te interesa:  Estudios sobre la risa de como sana el Alma

Los masajes y los baños en las zonas afectadas por la inflamación también ayudan a aliviar el dolor. Para los masajes, el aceite de almendras es un remedio natural muy beneficioso, así, diluye un poco de alcanfor en este aceite y masajea las partes dañadas antes de ir a dormir. La otra opción es poner en un recipiente agua y ortiga, enebro, azufre o eucalipto, y bañar las partes afectadas. El eucalipto también puedes tomarlo en té varias veces al día, puesto que es una planta con propiedades analgésicas y antirreumáticas que ayudarán a calmar la inflamación.

El té de corteza de sauce y harpagofito es un remedio natural muy efectivo para aliviar la inflamación producida por la inflamación y disfunciónes reumatoides. Para hacerlo, pon a hervir 1/4 de litro de agua y añade tres cucharadas de corteza de sauce y tres de harpagofito. Deja que hierva durante 10 minutos y retíralo del fuego. Luego, deja que repose un poco, cuélalo y ya tienes tu té hecho.

Pon a prueba todos estos remedios naturales para tratar la inflamación para aliviar la zona afectada, siempre como complemento de la medicación y ejercicio físico.

29 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here